Rey afirmó que entorno de Chehade trata de involucrar a Humala en Caso Andahuasi

El ex ministro aprista indicó que los familiares del segundo vicepresidente intentan hacerle creer a la gente que el jefe de Estado envió al legislador para conversar con generales PNP

(Video: Canal N)

El ex ministro de Defensa Rafael Rey sostuvo anoche que si él estuviera en la posición del segundo vicepresidente Omar Chehade, investigado por el Caso Andahuasi, “hacer rato” se hubiera ido para no hacerle daño al gobierno del presidente Ollanta Humala.

“Hace rato que me hubiera ido. Primero por vergüenza propia; en segundo lugar, por consecuencia, aunque sea de fachada lo que se ha dicho porque este señor se pintó como adalid contra la corrupción y en tercer lugar por lealtad hacia el presidente Humala, porque le está haciendo un daño enorme”, señaló en el programa de TV “No culpes a la noche”.

El ex candidato de la plancha presidencial del fujimorismo hizo esta polémica afirmación: “En mi concepto Chehade es tan desleal que en su círculo privado, sus familiares están contando o haciendo creer a la gente, están relatando supuestamente que en realidad Chehade fue a Las brujas de Cachiche e hizo esa reunión con los generales (de la Policía) por orden de Humala”.

Rey indicó que este intento por involucrar al jefe de Estado con el Caso Andahuasi proviene de los familiares de Chehade y que esto le consta, porque una persona le contó esto.

“Bueno, pero qué finalidad tiene este chisme sino justificar a Chehade y que en consecuencia tiene esto: es el desprestigiar al presidente”, agregó.

CRITICÓ CAMPAÑA DE BENETTON
De otro lado, Rey criticó la campaña publicitaria de la firma de moda italiana Benetton, que utiliza un fotomontaje con la imagen del Papa Benedicto XVI besando en la boca al imán de la mezquita Al-Azhar de El Cairo, Ahmed Mohamed el-Tayeb.

No hay derecho de insultar o maltratar la imagen de las demás personas. A mí no se me ha ocurrido nunca agarrar la foto de la mamá de este señor (dueño de Benetton) o los creativos de esta publicidad y ponerlas en una actitud grotesca. A mí no se me ha ocurrido, entonces por qué se tienen que meter con el Papa, que es el líder de millones de católicos y significa una reserva moral en el mundo”, expresó.

“Puede ser que el actual Papa (Benedicto XVI) no tenga el carisma de Juan Pablo II, pero yo estoy seguro que si la imagen utilizada en vez de la del actual Santo Padre hubiera sido la de Juan Pablo II la indignación hubiera sido mucho mayor todavía”, acotó.