Reponen a jueces que favorecieron a sujeto que violó a sus tres hijas

El Poder Judicial los restituyó pese a que los había suspendido en el 2010. El acusado se encuentra prófugo y es primo de uno de los magistrados

Reponen a jueces que favorecieron a sujeto que violó a sus tres hijas

PAMELA SANDOVAL DEL ÁGUILA
El Comercio

En vísperas de conmemorarse el XXI aniversario de la adhesión del Perú a la Convención sobre los Derechos del Niño, que responsabiliza al Estado de velar por estos principios, el maltrato y la impunidad judicial continúan afectando a miles de menores en el país. Entre esos casos, destaca lo ocurrido con César Augusto Carrera Contti, de 57 años. Él fue acusado a fines del 2009 de abusar sexualmente de sus tres hijas, pero se libró de la cárcel gracias a la mediación de su hermano Luis Orlando, entonces vocal superior de la Tercera Sala Penal con Reos Libres de la Corte de Lima.

Así lo consideró la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), en dos investigaciones sobre la reunión a puerta cerrada, realizada el 23 de marzo del 2010, entre el juez Carrera Contti y su homólogo provisional del Juzgado Penal 43 de Lima, Edilberto Castañeda Pacheco. Este último estaba a cargo de investigar a César Augusto, hoy prófugo de la justicia.

Según los documentos, remitidos a este Diario, tras la primera investigación, de junio de ese año, la OCMA pidió la suspensión de estos dos jueces por inconducta funcional. En octubre, cuando se emitió la segunda, la institución ratificó su fallo y solicitó al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) que evalúe la separación definitiva de los funcionarios.

“No imaginamos que, mientras la OCMA ejercía su función y con base en las evidencias apoyaba nuestro reclamo, el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial (CEPJ) permitía, con una medida cautelar, que Carrera y Castañeda pudieran seguir trabajando para el Estado”, señala Maruja Zelayarán, abogada de las hijas de César Augusto Carrera Contti.

POSICIONES ENCONTRADAS
Según la medida cautelar, emitida por el CEPJ en junio de este año, las evidencias evaluadas por la OCMA (declaraciones de testigos y controles de asistencia) no alcanzaban para cuestionar la labor de los magistrados, y menos para restringir su derecho al trabajo. Por tanto, fueron repuestos en sus funciones, aunque en salas distintas a las que habían dejado.

El fallo, emitido en mayoría (tres a uno), solo contó con la negativa de César San Martín, entonces presidente del CEPJ y actual presidente de la Corte Suprema y del Poder Judicial.

“La parte quejosa montó un drama. Yo no le di la libertad a nadie. Soy víctima de la prensa, que hizo lo que quiso conmigo y mis 34 años en el Poder Judicial”, respondió Castañeda a El Comercio, desde su despacho como juez titular del Décimo Juzgado de Paz Letrado de Lima.

Quien optó por el silencio, tanto en su oficina como por teléfono, fue Luis Orlando Carrera, hoy a cargo del Juzgado Penal con Reos Libres 17.

Consultado sobre el caso, Francisco Távara, ex jefe de la OCMA, lamentó que procesos así afecten la imagen del Poder Judicial. “Pero si una medida cautelar prospera es porque debe haber un indicio fuerte de que algo no estuvo bien”, opinó.

No obstante, Aníbal Torres, ex miembro del Consejo Nacional de la Magistratura –entidad que en diciembre decide si ratifica o separa definitivamente a los jueces mencionados–, criticó la labor del CEPJ. “No sanciona a los jueces corruptos, sino que los protege. Ello, más la lentitud de la OCMA, favorece a magistrados corruptos, tan peligrosos para la sociedad como los delincuentes”.

Terror y abuso en casa
Las hermanas Carrera Ortiz, hoy de 18, 16 y 15 años, no tuvieron infancia, sino una pesadilla de la que hasta ahora son incapaces de despertar.

El abuso sexual al que las sometió su padre, César Augusto Carrera Contti, comenzó cuando la mayor tenía 9 años.

El padre obligaba a la pequeña a ver películas pornográficas y luego era sometida a diversas vejaciones sexuales, dice un testimonio judicial.

“El daño emocional en situaciones así es casi irreparable. La impunidad del padre, que fue el agresor, agrava el estado de las tres”, opinó Luis Zapata, ex decano del Colegio de Psicólogos del Perú.

Según Maruja Zelayarán, abogada de las víctimas, cada joven ha ratificado su testimonio y se ha probado, con análisis médicos, que hubo desfloramiento y trauma psicológico, con posible tendencia al suicidio. “A la fecha el proceso de la mayor está listo para juicio oral. Falta encontrar y detener al depravado”, indicó Zelayarán, quien expresó su preocupación por que Luis Orlando Carrera Contti hermano del acusado siga en el Poder Judicial.

La letrada aseveró que la policía tendría pistas del paradero de César Augusto Carrera Contti, quien estaría en Huacho o Chimbote, donde su familia posee algunas propiedades.

LAS CIFRAS
501 jueces fueron sancionados, hasta agosto de este año, por la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) debido a faltas graves durante los procesos a su cargo.

1.962 sanciones emitió el mismo organismo, en el 2010, a funcionarios del Poder Judicial.

9.000 denuncias de ciudadanos recibió la OCMA hasta setiembre de este año. Todas fueron sometidas a revisión.

8 magistrados fueron separados en setiembre último del Poder Judicial por disposición del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

PARA RECORDAR
El voto de César San Martín
La medida cautelar 107-2010, aprobada por el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial (CEPJ), y ejecutada en el 2011, fue suscrita por tres de sus cuatro miembros.

En cambio, César San Martín, su presidente, votó a favor de mantener la suspensión de los jueces Carrera y Castañeda.

Para San Martín, que Carrera y Castañeda se reunieran “evidencia una conducta irregular”, ya que había un proceso de interés mutuo en curso. Agregó que, así la reunión no haya sido para ese motivo, ningún juez puede prestarse a malos entendidos.