Rodríguez Cuadros: “Los candidatos no pueden convertirse en cómicos”

El ex canciller criticó a los postulantes que acuden a programas de farándula. El último en hacerlo fue PPK

Rodríguez Cuadros: “Los candidatos no pueden convertirse en cómicos”

El candidato presidencial por Fuerza Social, Manuel Rodríguez Cuadros, criticó esta mañana a los postulantes que acuden a programas de farándula, porque eso representa “una falta de respeto al electorado” y a su necesidad de recibir propuestas.

“Para mí, eso, además de ser ridículo, es falta de respeto al ciudadano, a la conciencia, a la libertad de su voto”, señaló en diálogo con Radio Programas.

El ex canciller sostuvo que un candidato debe basar su accionar en la práctica de la política con responsabilidad, con un sentido ciudadano y con la voluntad de generar una verdadera conciencia cívica en la población.

“Creo que los candidatos no pueden convertirse en candidatos-cómicos o en cómicos-candidatos, esto linda con el ridículo”, agregó.

Rodríguez Cuadros manifestó que le preocupa esa “farandulización” de la política que se realiza bajo el supuesto de que el ciudadano promedio tiene un nivel bajo de percepción y comprensión de la política, lo que incluye la baja orientación de su voto.

Lamentó que un candidato, que nunca ha estado en un programa cómico, que nunca ha transitado por un populismo electoral de esa naturaleza, aparece ante las cámaras de televisión, “y un poco más falta que se pare de cabeza, baile en un solo pie”.

El último jueves Pedro Pablo Kuczynski, de Alianza por el Gran Cambio, asistió al programa “La noche es mía”, donde Carlos Carlín lo hizo bailar desde un carnaval arequipeño hasta un reggaetón.

VALERIANA PARA CASTAÑEDA
De otro lado, comentó que el candidato presidencial de Solidaridad Nacional, Luis Castañeda, muestra “un excesivo nerviosismo” por la denuncia de sus postulantes parlamentarios contra la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, por una presunta campaña en su contra.

“En Susana Villarán y en Fuerza Social no existe intención de utilizar políticamente los hechos que pudieron darse en la administración de Castañeda (…) Creo que Luis Castañeda está un poco nervioso, la valeriana es un buen consejo en estas circunstancias”, acotó.