"Satanizan a Soberón por poner el dedo en la llaga", afirmó ministro de Justicia

Francisco Eguiguren consideró que el jefe de Devida está buscando una estrategia integral y más efectiva en la lucha contra el narcotráfico

"Satanizan a Soberón por poner el dedo en la llaga", afirmó ministro de Justicia

Tras los cuestionamientos al presidente ejecutivo de Devida, Ricardo Soberón, por su cercanía a dirigentes cocaleros y un aparente doble discurso en el tema de la erradicación de hoja de coca, el ministro de Justicia Francisco Eguiguren Praeli consideró que Soberón está siendo satanizado por “poner el dedo en la llaga” en la lucha contra el narcotráfico y los cultivos ilegales de coca.

“(…) lo que ha hecho es poner el dedo en la llaga, es decir, él sabe que la política del gobierno es continuar con la acción directa contra el narcotráfico y los cultivos ilegales. Lo que sucede es que él está buscando una estrategia integral y más efectiva y por ello está siendo satanizado”, expresó en Radio San Borja.

ERRADICACIÓN ES INSUFICIENTE
El titular de Justicia dijo que es necesario reconocer que la política de erradicación y los recursos económicos recibidos del exterior no han sido la mejor solución al narcotráfico. Agregó que la erradicación forzosa ha demostrado ser insuficiente.

“(…) la población que se ve involucrada en estos asuntos [de sembríos de coca] normalmente lo ha hecho por necesidad, carencia de horizontes o alternativas económicas. Hay que ofrecerles una alternativa de desarrollo que significa infraestructura, carreteras, créditos, productos alternativos, asesoría”, consideró.