Sobrino de Barrantes renunció a Comité Revocador de Villarán

El general PNP ® Wilson Barrantes afirmó que “no se puede ser vocero de un enigma, un fantasma, una incógnita (…) no conocemos quién lo financia”

FABIOLA TORRES LÓPEZ
El Comercio

El Comité Revocador de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, sufrió una nueva baja. A la salida de Edwin de la Cruz, se suma la del general PNP ® Wilson Barrantes, quien afirmó que da un paso al costado, porque el proceso fue deslegitimado tras la difusión de unos audios que evidenciaron la intensiones de Marco Tulio Gutiérrez.

En entrevista con El Comercio, el sobrino del ex alcalde Alfonso Barrantes sostuvo que la otra razón por la que renuncia es que hasta la fecha no conoce quién está financiando a Carlos Vidal Vidal, sindicato como el principal aportante para la campaña contra Villarán de la Puente.

¿Cuáles son las razones de su desistimiento de impulsar la revocación de la alcaldesa Susana Villarán?
Dos razones: la primera es la deslegitimación de la revocación a consecuencia de unos audios que evidenciaron que nuestro vocero (Marco Tulio Gutiérrez) tenía intereses de carácter personal. La otra razón es que hasta la fecha no conocemos quién estaría detrás de otro de los integrantes del frente: el señor Carlos Vidal Vidal. No conocemos quién lo está financiando.

¿Cómo se unió Vidal al comité de revocación?
El señor Marco Tulio planteó que se sume al grupo el señor Vidal, quien tenía la posibilidad de alcanzar la meta de recoger todas las firmas. Era deducible que él haría el desembolso económico que nosotros no podíamos cumplir. Se nos dijo que Vidal ya había empezado a recolectar firmas, que ya tenía consolidados planillones y eso fue un indicador de que tenía financiamiento.

¿Qué sabían de Vidal?
Solo sabíamos que él tenía la misma pretensión que nosotros de revocar a la alcaldesa y al concejo completo.

¿Cuántas reuniones tuvo el comité de revocación?
Tres a cuatro entre enero y febrero. Todas en casa de Marco Tulio Gutiérrez, en La Molina.

¿Nunca estuvo Vidal?
En ninguna reunión que yo participé.

¿Su vocero era Gutiérrez?
Su vocero era él.

Edwin de la Cruz, el primer revocador que renunció al comité, reveló que Carlos Vidal estaba vinculado a José Luna Gálvez, congresista y secretario general de Solidaridad Nacional, y por tanto al ex alcalde Castañeda…
Si Castañeda Lossio o Solidaridad Nacional están detrás como titiriteros nosotros no nos vamos a prestar para eso. La revocación se quebró.

¿Usted supo de esa conexión por Marco Tulio Gutiérrez?
No lo dijo taxativamente, pero se infiere que están detrás. Nosotros expusimos nuestros motivos para exigir la revocación. Carlos Vidal, en cambio, no expresa su pretensión públicamente, no da la cara y mantiene todo en un enigma. Eso nos hace coincidir con aquello que es a todas voces reconocido por la opinión publica: que estarían detrás Luis Castañeda y Solidaridad Nacional.

Al comienzo, ¿cómo organizaron la recolección de firmas?
Cuando nos asociamos, acordamos que toda la organización caminaba con el impulso de Marco Tulio Gutiérrez. Nuestro aporte era difundir el tema. Luego, se nos participó que Carlos Vidal asumiría el recojo de firmas y con el correspondiente financiamiento. Hay que ser claros con eso: había que hacer un desembolso de unos tres mil soles diarios como mínimo.

¿Quiénes quedan en el comité?
Solo queda Vidal. Mario Arce no sé si continuará. […] No se puede ser vocero de un enigma, de un fantasma, de una incógnita.