Sota Nadal: "Hay que retirar 100 mil taxis de calles de Lima para aliviar problema del tráfico"

Presidente del Colegio de Arquitectos del Perú también planteó que en algunos tramos de la ciudad es viable la construcción de un metro; en otros, sería más funcional un tranvía

El tránsito en Lima parece no tener solución.
Pocos visualizaron que cuando Alberto Fujimori echó gente a la calle, y permitió la importación de vehículos usados, diez años después se produciría el colapso de Lima. Sao Paulo tiene 25 mil taxis. Lima tiene 150 mil y ocupan el 70% de las vías. Es la única ciudad donde los taxis hacen colas para recoger pasajeros. ¿Quién va a resolver este caos? No es fácil. Se deberían levantar 100 mil taxis, pero está el problema social. Son necesarias normas que tiendan a la formalización e impulsen procesos para que el mercado vaya mejorando la situación. Los bonos del chatarreo son una buena opción.

¿Igual es con las líneas de micros?
Eso es algo relativamente más fácil. Es una inversión mayor, hay empresarios informales detrás de ellos que podrían formalizarse.

¿Las propuestas escuchadas sobre transporte público y tránsito para Lima son realistas?
No quiero centrarme en ningún candidato. Creo, como dicen los especialistas, que el problema del transporte está por estudiarse en el Perú y en Lima. Un experto alemán proponía para Lima una línea de tranvía que se adapta bien a las estrechas calles de la ciudad. Es económico y se puede hacer en poco tiempo. Otros proponen el metro que también es una necesidad. En realidad, Lima requiere de un sistema mixto por el orden de inversión ya realizado. En algunos tramos puede hacerse metro, en otros, tranvías; también el tren y los corredores viales. Actualmente, para hacer excavaciones subterráneas, no se requiere destruir arriba y eso es fácil en Lima porque no tenemos alcantarillado y el suelo de Lima es bueno.

¿Que el metro sea caro es como para descartarlo?
Tenemos ya otras modalidades, por eso creo en un sistema mixto. Ahora bien, mucho más se pierde por no hacerlo que por hacerlo. Los usuarios del transporte público pierden un tiempo enorme. Este no es un asunto político. La parte política es definir una comisión técnica que plantee claramente un plan de transporte a 20, 30 años. Qué le podemos exigir a Lourdes Flores Nano, Susana Villarán, Humberto Lay, y los demás candidatos, si lo que les interesa, porque están en campaña, es decir lo más efectista en transporte, en seguridad. En los temas técnicos no pasan las ideologías, el metro de Moscú no es marxista leninista y el de París demócrata cristiano. De momento Callao, Lima y Huarochirí tiene su reglamentación para el transporte. Es una estupidez. ¡No se puede tomar taxis al Callao, no puedes entrar! Huarochirí daba o da licencias para micros.

¿Hacia dónde debe crecer Lima?
Ya está creciendo hacia el sur. Pero el Estado debería proteger la zona agrícola de Lurín y Pachacámac. Nuevamente, se requiere un plan de desarrollo urbano que estipule: esto siempre será área de cultivo, esto para edificaciones de tal altura, esto para baja densidad. Pero los alcaldes permiten la invasión de terrenos a sus posibles votantes.