Teniente alcalde pide "enfriar calor de campaña" tras cruce de calificativos

Eduardo Zegarra también se retractó por haber expresado que el 17 de marzo el pueblo limeño le daría una cachetada a los revocadores

Zegarra minimizó la denuncia contra el ahora ex gerente edilicio Gabriel Prado e indicó que lo relevante era que tras 10 años, la Municipalidad de Lima renueva la flota vehicular del serenazgo. (Video: Panamericana TV)

El teniente alcalde Eduardo Zegarra afirmó hoy que se deben reducir las revoluciones de las campañas del No y el Sí a la revocación en Lima, luego de que ayer se diera un fuego cruzado entre representantes de ambos frentes. El dirigente solidario Luis Baca llamó “marihuanero” al regidor del Partido Popular Cristiano Pablo Secada.

En el noticiero “Buenos días, Perú”, la autoridad edilicia también se retractó por haber expresado que el 17 de marzo el pueblo limeño le daría una cachetada a los revocadores.

“El término ‘cachetada” fue infeliz de mi parte. Creo que debemos evitar usar términos que de cierta forma impliquen violencia. Hay que enfriar el calor de la campaña y hay que explicarle a la ciudad lo que realmente importa. ¿Qué implica la revocación? ¿Por qué es necesario que Lima siga avanzando?”, manifestó el primer regidor.

La autoridad edilicia señaló que “hay mucha desinformación” en el electorado sobre la gestión Villarán y recordó que esta administración está llevando a cabo la reforma del transporte, que beneficiará a los sectores C, D y E, “quienes son los que utilizan este sistema”.

En otro momento, Zegarra minimizó la denuncia contra el ahora ex gerente edilicio Gabriel Prado e indicó que lo relevante era que tras 10 años, la Municipalidad de Lima renueva la flota vehicular del Serenazgo.

También dijo que la alcaldesa Villarán sabía el día que fueron presentados los autos y motos que estos no podían salir a las calles por falta de placa, tarjeta de propiedad y SOAT, pero que no conocía que las circulinas habían sido alquiladas por 40 mil soles durante seis semanas.

Finalmente, reconoció que Prado incurrió en un error y sostuvo que hubiera sido mejor que la presentación de las unidades se realice cuando estas ya podían salir a patrullar las calles de la ciudad.