TLC con Chile no tenía que pasar necesariamente por el Congreso, dice Bernales

Pese a esto, dijo que será el Tribunal Constitucional, quien determine luego de un análisis profundo, si este acuerdo es constitucional o no

El Acuerdo de Libre Comercio entre Perú y Chile, no necesariamente tenía que pasar por el Congreso de la República, porque según la Constitución, este tipo de convenios serían competencia del Gobierno Central, aseguró Enrique Bernales, director ejecutivo de la Comisión Andina de Juristas CAJ). “Pareciera que los tratados de derechos humanos, de defensa, los limítrofes, entre otros; serán aquellos que la Constitución los hace pasar por el Congreso, mientras que los bilaterales que son de naturaleza de la actual materia comercial, pareciera que no (deben pasar por el Parlamento)”, afirmó en *Ideeleradio*. “Esto tiene respuesta en la Constitución del Perú, porque a diferencia de lo que seguramente es la Constitución chilena, donde cualquier tipo de tratado pasa por el ojo y el control legislativo. En el Perú, la Constitución distingue entre tratados que por su materia deben ser necesariamente aprobados por el Parlamento, de aquellos que la propia Constitución considera que son ámbitos de decisión que corresponde a la esfera gubernamental”, explicó. Indicó que aquellos acuerdos bilaterales estrictamente comerciales, que incorporan intercambio de productos y materias arancelarias, pueden considerarse competencia constitucional del gobierno. Pese a esto, dijo que será el Tribunal Constitucional, quien determine luego de un análisis profundo, si este acuerdo es constitucional o no. Como se recuerda, el Partido Nacionalista Peruano (PNP) presentó una demanda ante el Tribunal Constitucional contra el Acuerdo de Libre Comercio entre Perú y Chile, por considerar que éste atenta contra la soberanía territorial y económica, y que debió ser votado en el Congreso. Bernales Ballesteros reprochó que los parlamentarios hayan esperado la entrada en vigencia de este acuerdo comercial con el país del sur, para recién mostrar su disconformidad. Recordó que tuvieron más de un año para presentar las observaciones correspondientes. “Si hay algo que imputar a la representación parlamentaria, me parece penoso que se haya esperado la entrada en vigencia, para recién reaccionar. Si como parlamentarios tenían toda la información para hacer un debate y advertir con anticipación de inconstitucionalidades -si las había- ahora es una reacción tardía”, señaló. Agregó, que pese a que considera que no debió necesariamente pasar este tema por el Congreso, criticó la poca transparencia en el debate. “La transparencia es fundamental en todo acto político y en ese sentido me parece que faltó debate previo, más información. (...) Fue muy poco publicitado en su momento”, dijo.