Toledo en el 2013 pidió "mil disculpas", pero no aclaró millonarias compras

Las autoridades siguen esperando que se acredite el origen de casi US$5 millones de la empresa Ecoteva, usados en las adquisiciones que hizo suegra del ex mandatario

Toledo en el 2013 pidió "mil disculpas", pero no aclaró millonarias compras

ROCÍO LA ROSA (@chiolaro)
Redacción online

Ni el Ministerio Público ni la Comisión de Fiscalización han logrado establecer hasta ahora el origen de los fondos de la empresa Ecoteva, propiedad del empresario y amigo de Alejandro Toledo, Yosef Maiman, y que habría servido, según los involucrados, para adquirir bienes lujosos como una casa en Casuarinas y una oficina en Surco a nombre de la suegra del ex mandatario, Eva Fernenbug. Aquí un recuento de este caso que para muchos podría costarle la carrera política al ex mandatario.

LA DENUNCIA Y LOS PRIMEROS DESCARGOS
Una denuncia periodística reveló este año que Eva Fernenbug compró una lujosa residencia en Las Casuarinas valorizada en 3,75 millones de dólares. El ex mandatario respondió que la compra era “fruto del esfuerzo” de toda la vida de suegra y que se trataba de “una inversión privada, directa y transparente”.

No solo eso. Con la intención de justificar que esta belga de 86 años tenía dinero suficiente, contó que era una sobreviviente del holocausto de la Segunda Guerra Mundial, que había perdido tres generaciones, por lo que gozaba de una indemnización. También dijo que esa había sido la única compra de la madre de Eliane Karp.

NUEVA REVELACIÓN
Otra denuncia periodística destapó que la casa de Casuarinas no se pagó con los ahorros de Fernenbug o con su pensión del holocausto, sino con los fondos de la empresa de origen costarricense Ecoteva Consulting Group, creada meses antes de que Fernenbug adquiera el inmueble. Fernenburg figuraba como presidenta de directorio.

La empresa se fundó con un fondo de 17 millones de dólares del empresario israelí y amigo de Toledo, Yosef Maiman.

Luego se conoció que también Toledo había adquirido una casa, en Punta Sal (Tumbes). “El inmueble se canceló con el dinero obtenido por la venta de un terreno adquirido hace siete años”, justificó.

Luego se conoció que la casa de Casuarinas no fue la única compra de Fernenbug. Ella también compró con fondos de Ecoteva una oficina en la Torre Omega de Surco por la que se pagó US$ 882.000.

IDAS Y VENIDAS
En mayo de este año, en la Comisión de Fiscalización, una vez que se conoció de la existencia de Ecoteva, Toledo recién explicó que Maiman le prestó el dinero a su suegra para que compre las propiedades y que él no participó en las adquisiciones. Aseguró que él no es el verdadero propietario de estos bienes.

Según dijo, sus errores fueron no haber transmitido con claridad todos los detalles de la operación y no haber persuadido a la señora Fernenbug de que no invierta en el Perú.

Luego se conoció que Fernenbug había recibido una comisión de 10 mil dólares para aparecer como propietaria a sugerencia de su hija Eliane Karp, según reveló Maiman pero que el verdadero dueño de los bienes era el israelí.

Además, un informe de la Unidad de Inteligencia Financiera desmintió a Toledo al revelar que con fondos de esta empresa se pagaron las hipotecas de sus casas de Camacho y Punta Sal. ¿El monto desembolsado? Casi medio millón de dólares.

En entrevista a El Comercio, en setiembre último, Toledo contó que se trataba de un préstamo de su amigo Maiman.

También admitió que buscó la casa y la oficina y que opinó a favor de las compras. En el caso de la oficina negó haber negociado la compra. Luego sería desmentido, nuevamente.

Por todas estas contradicciones, Toledo le pidió “mil disculpas” al país en octubre pasado antes de responder en el Congreso.

TODOS LO CONTRADICEN
Una serie de correos electrónicos entre Eliane Karp y el corredor inmobiliario Paul Allemant dejaron entrever que la pareja Toledo-Karp buscaba para ellos una casa en Casuarinas. Esto porque del contenido se desprendía un interés por los ambientes del inmueble, entre habitaciones y áreas verdes.

Además, el gerente de Actualisap Consultores, Javier Silva Chueca, reveló en el Congreso que fue el mismo Toledo quien lo llamó interesado por la compra de la oficina, y que ofreció un monto tentador (la oficina se vendió en 882.400 dólares). Incluso, el agente inmobiliario Moisés Velarde contó que Toledo solicitó un ajuste en el precio, lo que no prosperó.

No solo estas personas han complicado a Toledo. El mismo Avi dan on, quien fuera su asesor en temas de seguridad durante su gobierno, reveló en el Congreso que Toledo sí participó en conversaciones para formar Ecoteva durante una cena donde también se eligió el nombre.

Y la cereza fue la reciente declaración de quien fuera su ministro de Defensa, Aurelio Loret de Mola. Según dijo en diciembre en la Comisión de Fiscalización, el líder de Perú Posible le propuso representar legalmente a su suegra Eva Fernenbug en las dudosas compras inmobiliarias. Dijo que rechazó tal oferta, porque Toledo no le dijo cuál era el origen de los fondos ni quiénes eran los inversionistas.

ESTADO DE LAS COSAS
Toledo es investigado en la Fiscalía de la Nación y en la Comisión de Fiscalización, por el presunto delito de enriquecimiento ilícito, y podría enfrentar una tercera, también en el Ministerio Público, por lavado de activos.

El fiscal Peláez dijo el lunes pasado que Maiman no ha enviado información que acredite que el dinero que le prestó a Toledo para el pago de sus hipotecas es suyo.

Peláez también contó que en la investigación por enriquecimiento ilícito, a cargo de su despacho, ya se levantó el secreto bancario, tributario y la reserva bursátil del ex mandatario, y solo falta revisar la documentación.

Además ha sorprendido que Eva Fernenbug haya aceptado ampliar su declaración ante la fiscal cuando se había negado a hacerlo. Esta diligencia está prevista para el 16 de enero vía teleconferencia. En su primera declaración de mayo pasado ella no mencionó ninguna indemnización del holocausto.

También dijo entonces que su hija y su yerno no participaron en la compra de los bienes. ¿Qué dirá ahora Fernenbug?

Mientras tanto, la Comisión de Fiscalización concluyó con sus interrogatorios y su informe será presentado en enero. Según un borrador al que tuvo acceso El Comercio, Maiman no pudo acreditar el origen del dinero de Ecoteva. Él ha dicho que sus “inversiones en el Perú sí están debidamente acreditadas”.

¿Se llegará a aclarar este espinoso caso en el 2014?