Tres millones y medio de nuevos electores irán a las urnas el 10 de abril

Presidenciales 2011 una definición reñida dependería del voto rural y del peruano en el exterior

Tres millones y medio de nuevos electores irán a las urnas el 10 de abril

Si desea ver la infografía sobre este tema puede hacer clic aquí.

JUAN AURELIO ARÉVALO

En estas elecciones el grueso del electorado está en los jóvenes, y si algún candidato no lo sabe, simplemente está perdiendo el tiempo.

Según el último boletín estadístico electoral del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), tres millones y medio de nuevos electores irán a las ánforas el 10 de abril. Esto representa un incremento en la población electoral del 20,95% con respecto a las elecciones pasadas. Pero detengámonos en este detalle. Si en el 2006 el grupo etario más numeroso era el que tenía entre 35 y 49 años (29%), hoy han sido desplazados por los de 20 a 34 años (7’804.642 personas), quienes forman el 39,12% del electorado. A ellos hay que sumarles 1’059.961 electores que tienen menos de 20 años.

“Es un error pensar que los jóvenes van a determinar la elección. Todos los votos son iguales”, opina el ex jefe de la ONPE Fernando Tuesta. “La mayoría en las elecciones pasadas iban al colegio. No tenían vida consciente como ciudadanos. No conocen del gobierno de Toledo ni el de Fujimori, pero el entorno familiar trabaja mucho sobre ellos”, explica.

En la otra orilla, el analista político Luis Benavente sí los considera decisivos por su bajo nivel de ausentismo. “Tienen una valoración negativa por la política y una visión más pragmática e individualista. El enlace emocional va a ser muy importante”. El especialista electoral Luis Nunes coincide. “Por naturaleza son desconfiados, buscan inmediatez y candidatos con experiencia y capacidad, pero no dada por los años, sino por el manejo de temas. Les interesa el deporte, la cultura, el medio ambiente, el voluntariado y la oportunidad de empleo”.

A todo ello, el director de Ipsos Apoyo, Alfredo Torres, manifiesta en su libro “Opinión pública 1921-2021” que las mayores variaciones de opinión política se dan por factores regionales y socioeconómicos antes que por generacionales. Sin embargo, la juventud actual se inclina por políticas económicas liberales.

RURAL VS. URBANO
Reza un dicho en cada elección: el que gana Lima gana el país. “La capital ya no determina la orientación de la votación”, sostiene Tuesta. “En el 2006 Lourdes Flores ganó en Lima, pero no en el ámbito nacional y no pasó a segunda vuelta”, añade. “En segunda vuelta Lima determinó que Alan García sea presidente del Perú”, replica Benavente. Sea como fuere, las cifras nos dicen que la región con el mayor número de votantes es Lima (6’608.114), equivalente al 34,42% del país, seguido por La Libertad y Piura. La costa representa al 58,28% de los electores, mientras que la sierra es el 30,51% y la selva el 11,21%.

“La gran concentración del voto está en las ciudades y el tan mentado elector rural representa un porcentaje menor”, señala Tuesta, quien añade que en este grupo está el más alto índice de ausentismo, de votos nulos y en blanco. “De cada 100 electores rurales, aproximadamente 60 votan efectivamente por alguien”.

Benavente nuevamente da la contra. El analista recuerda que en los comicios del 2006 el ausentismo nacional fue del 11,29% y regiones con alta concentración rural como Áncash tuvieron un nivel menor a esa cifra. “El ausentismo rural es levemente superior, pero no como para minimizarlo. Representan al 24% de la población”, resalta. Sin embargo, ambos reconocen que de darse una definición reñida este voto será fundamental. “En el 2006 ese voto fue de Humala, pero hoy se lo reparten Keiko y Toledo. Sin el voto rural Kuczynski tendría casi 10 puntos”, asegura Benavente.

MIDIENDO LA IMPORTANCIA
¿Cuánto influye la religión? Tuesta resta peso a este factor, ya que el sector evangélico representa aproximadamente el 12,11% (en el 2006 Restauración Nacional alcanzó el 4%) y los católicos son un grupo muy disperso. Las mujeres son el 50,19% del electorado frente al 49,81% de los hombres, pero también parecen ser un voto desperdigado.

¿Y el voto gay? El director ejecutivo del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL) Crissthian Olivera Fuentes, aclara que el promedio internacional en cada país es del 10%. Asimismo, destaca que Gana Perú, Fuerza Social y Perú Posible han incorporado en su agenda algunos temas de la comunidad, pero no piensan apoyar unánimemente a uno.

¿La legalización de las drogas y el aborto pesarán? Para Benavente, estas propuestas ubican a Toledo más al medio logrando que los sectores de centroizquierda lo vean con simpatía. “El que se pone al centro gana. Los extremos no. Por eso García arrinconó a Lourdes y Humala”. Torres vuelve a traer al tapete a los jóvenes y añade que si bien son más liberales en actitudes sexuales, la mayoría está en contra del aborto y la legalización de las drogas.

El analista internacional Juan Velit pide tener en cuenta a los burócratas. “Del entorno familiar hay unos 3 o 4 que dependen de ese burócrata. Vargas Llosa perdió por ellos y en ese momento se calculaba que existían cerca de un millón doscientos mil”.

Si bien los militares en actividad y en retiro llegan a sumar 300 mil personas y podrían ser un nicho electoral importante, Tuesta pone el ojo en los peruanos residentes en el exterior que suman 754.154 ciudadanos, el 3,78% del total de electores. Por eso a Benavente no le extrañan los viajes de Toledo a Estados Unidos para inaugurar comités de su partido. “Pueden resultar claves al final”, indica.