Velásquez Quesquén ratificó que no habrá diálogo mientras continúen las protestas en La Convención

Durante su presentación ante el pleno del Congreso, el primer ministro afirmó que iniciar conversaciones con los huelguistas sería ceder a su chantaje

(Canal N)

El jefe del Gabinete, Javier Velásquez Quesquén, ratificó que el Gobierno no cederá a ningún tipo de chantaje, por lo que descartó instalar una mesa de diálogo en La Convención mientras no se levanten las medidas de fuerza tomadas por algunos sectores contra la exportación del gas.

“No voy a ceder al chantaje de instalar una mesa de diálogo cuando quienes la solicitan no suspenden las medidas de fuerza como la toma de carreteras”, afirmó ante el pleno del Congreso donde explicó la situación en La Convención.

En su discurso ante el pleno del Congreso, Velásquez ratificó que las protestas en la referida zona del país forman parte de una ofensiva montada con la finalidad de minar las bases del sistema democrático en el país.

Añadió también que la situación en La Convención está motivada por un grupo de dirigentes cuyo principal objetivo es emplear el tema del gas como trampolín político para sumar adhesiones en los próximos comicios electorales.

Velásquez acudió al parlamento acompañado de los ministros del Ambiente, Antonio Brack; de Energía y Minas, Pedro Sánchez; y del Interior, Octavio Salazar, con la finalidad de dar una explicación en torno a los sucesos en La Convención.