Velásquez sobre protestas en Cusco por Camisea: "Los pueblos del sur no van a acompañar estas voces"

El primer ministro reiteró que las paralizaciones por la construcción de dos gaseoductos en dicha región tienen un trasfondo político

Javier Velásquez Quesquén no cree que el pueblo del Cusco se sume a eventuales paros en contra de la construcción de dos gaseoducto en Quillabamba.

El primer ministro llegó ayer a la provincia de La Convención, Cusco, para reunirse con gremios de la zona que protestan por la obra, pero el diálogo se vio frustrado por la tardanza de la comitiva oficial.

“Creo que los pueblos del sur no van a acompañar esta voces, me gustaría que los señores del comité de lucha digan que no van a ser candidatos a las alcaldías y allí sí se vería el valor patriótico de la defensa de los intereses del país”, señaló Velásquez Quesquén en declaraciones recogidas por la agencia Andina.

DIALOGARÁ EN ISLAY
Asimismo, el presidente del Consejo de Ministros aseguró que el tema del gas siempre será tratado de manera responsable por el Gobierno, ya que se debe cubrir la demanda interna para los próximos años.

Los reclamos de la población cusqueña en dicha provincia están referidos a la construcción de dos ductos que dañaría el santuario ecológico de Megantoni; y en contra de la exportación del gas a México, sin antes satisfacer la demanda interna.

Por otro lado, Velásquez comentó que en los siguientes días se dirigirá a Islay, para dialogar con los dirigentes de la zona sobre el estudio de impacto ambiental de la minera Tía María.