Voceado presidente de Devida: "Erradicación compulsiva hizo daño a lucha antidrogas"

Ricardo Soberón opinó que los cocaleros no son el centro del problema y que el ataque a las organizaciones criminales es imprescindible

Voceado presidente de Devida: "Erradicación compulsiva hizo daño a lucha antidrogas"

Ricardo Soberón, especialista en temas de narcotráfico y voceado para la presidencia de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), señaló en entrevista publicada hoy por el diario oficial El Peruano que la erradicación compulsiva de sembríos de coca —política actual del Estado financiada con fondos estadounidenses— ha venido haciendo daño a la lucha antidrogas.

Soberón, en cambio, resaltó que el presidente Ollanta Humala haya adelantado que la persecución policial, a fin de desmantelar los carteles de crimen organizado alrededor del narcotráfico en el Perú, marcará avances más claros en esta materia, así como el control de los precursores químicos.

Tiempo, presupuesto y mayor apoyo político fueron las principales carencias de Devida para afrontar con mayor fuerza su labor. En tal sentido, Soberón opinó que “la erradicación de cultivos solo se debe dar en unidades de conservación, cerca de pozas de maceración o cuando los productores de extensiones medianas o mayores de cultivos de coca no quieran incorporarse al estado de Derecho”.

Por otro lado, y en entrevista con Caretas, Soberón señaló que se debe “desbaratar con inteligencia el tercer piso de la estructura criminal, no el primer piso que es cambiable y modificable. Yo creo que las mafias son precursores químicos claves. Eso es lo que quisiera conversar con los amigos norteamericanos”.

El especialista y ex asesor de cocaleros estimó que estos agricultores también han cometido errores en esta dinámica, pero que no son el centro del problema. Sobre el rol de Devida, indicó que el organismo es un maestro de ceremonias al cual nadie hace caso: “Lo que hay que lograr es que la orquesta pública denominada Estado peruano y el denominado Zar Antidrogas tengan la fuerza, el poder y apoyo para lograr tocar ‘do’ y que todos los sigan. Eso no ha sucedido”.