Vocero de Gana Perú: “Gregorio Santos provocó el derramamiento de sangre”

El congresista Fredy Otárola indicó que el presidente regional se encontraba debilitado y que con las muertes registradas su protesta anti Conga “vuelve a la palestra”

Otárola sostuvo que el Gobierno continúa apostando por el diálogo, pero también tiene claro que el orden constitucional se debe respetar. (Video: Canal N)

El vocero de Gana Perú, Fredy Otárola, afirmó esta mañana que el responsable de las cinco muertes ocurridas en las protestas contra Conga es el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, a quien le reiteró deberá asumir su responsabilidad. El legislador oficialista calificó los hechos violentos en Celendín “como un derramamiento de sangre”.

“¿Acaso estos muertos no son producto del llamamiento al derramamiento de sangre que hizo el señor Santos? Yo le pido a Santos que escuche a su pueblo, miles han marchado pidiendo paz, diálogo, que deje de insultarlos y decir que son enviados por las empresas mineras”, manifestó en Canal N. “(Él) va a tener que asumir su responsabilidad. El Estado no puede ser doblegado, la democracia es participativa, dialogante, pero no puede ser derrotada por grupos violentistas”, agregó.

“El derramamiento de sangre provocado por Santos se dio porque la población se estaba plegando a los que quieren una solución armónica el conflictos, su posición cada vez estaba más débil, ya no soportaba más y ha tenido que provocar este derramamiento para volver a la palestra”, acotó.

Por su parte, la vocera de Alianza Parlamentaria, Carmen Omonte, adelantó que le pedirá al presidente del Congreso, Daniel Abugattás, convocar a un pleno extraordinario para debatir sobre la situación en Cajamarca.

SANTOS CONTINÚA
Desde el Hospital Regional de Cajamarca, Gregorio Santos responsabilizó al Gobierno y al gabinete ministerial de los decesos y la violencia que se ha agudizado en la zona de conflicto.

Para el titular de la región Cajamarca, después de estos últimos fallecimientos el proyecto minero Conga “es aún más inviable”, y dijo que “el gabinete está mintiendo al país cuando sale a decir que teníamos balas. Eso ni siquiera está en investigación”, manifestó a RPP.

En tanto, consideró que la declaratoria de emergencia en tres provincias cajamarquinas, hecho por el Ejecutivo, es el reflejo de “incapacidad para convencer” sobre la viabilidad del proyecto. Rechazó además la posibilidad de que el padre Gastón Garatea sea el mediador para frenar la convulsión, pues se trata de una responsabilidad del Gobierno. “Yo recibo a todos los peruanos, pero ahora que en el Gobierno están manchados de sangre espero que renuncien”, anotó.