"Yo estoy seguro de que mi hijo está vivo", dijo padre de policía tras afirmación de 'Gabriel'

Alfredo Astuquillca expresó que no le cree al camarada senderista cuando afirma que “aniquiló” a su hijo Luis Astuquillpa y pide al presidente Humala que no cese su búsqueda

(Video Panamericana Televisión)

Fidela Vásquez y Alfredo Astuquillca, padres del desaparecido suboficial PNP Luis Astuquillca, expresaron hoy que mantienen la esperanza de volver a ver con vida a su joven hijo y clamaron a las autoridades que no cesen en su búsqueda, al igual que la de su compañero César Vilca Vega.

De esta manera, expresaron que no le creen al camarada ‘Gabriel’ cuando afirmó a El Comercio que su hijo “fue aniquilado” por sus huestes.

“Yo estoy seguro de que mi hijo está vivo, quiero que intensifiquen la búsqueda, estoy seguro de que lo van a encontrar”, señaló, a la vez que pidió que un ministro le pueda informar directamente sobre la situación de este, y que él sabrá mantener la reserva del caso.

En el mismo sentido se pronunció la madre. “No creo que a mi hijo lo hayan acribillado, yo siento que está allí, que lo tienen que buscar y encontrar (…) puede ser que los tengan de rehenes, si es así que los suelten, ellos solo reciben órdenes superiores”, manifestó en entrevista a “Buenos Días Perú”.

“Por más que (Gabriel) diga que los ha matado (…) no siento nada, no me causa ninguna sensación cuando lo escucho decir que mi hijo está muerto”, insistió el padre.

“LO ENTREGUÉ SANO
Alfredo Astuquillca también se dirigió al presidente Ollanta Humala: “(…) le quiero decir que soy un padre joven, que tiene un hijo joven que entregué sano y lleno de vida al Estado, con un futuro por delante, así como él puso el pecho con valentía, de igual manera quiero el Estado haga todo el esfuerzo para recuperarlo sano y salvo”, añadió.

También dijo estar preparado para recibir la noticia de la probable muerte de su hijo. En ese caso, dijo que pide que le entreguen su cuerpo.

“El día que lo vea recién terminará mi angustia, no me quedaré callado mientras no lo vea, lo quiero vivo o muerto, por último”, expresó dolido.

Su joven hijo participó el pasado jueves 12 de abril en las acciones que buscaban la liberación de 36 trabajadores del proyecto Camisea. El helicóptero del que descendía en la zona de operaciones fue atacado.