Test Citroën DS4

En Ruedas hemos seguido el desarrollo del DS4 con cuidado porque, tras probar y deleitarnos con el DS3, teníamos una alta

Test Citroën DS4

En Ruedas hemos seguido el desarrollo del DS4 con cuidado porque, tras probar y deleitarnos con el DS3, teníamos una alta expectativa para el segundo modelo estrenado por Citroën dentro de la nueva familia orientada hacia un nivel premium. El DS4 utiliza como base la plataforma de su hermano, el C4.

Mucho detalle
En el DS4, Citroën se ha permitido mayor licencia para retomar la locura estética. Definitivamente no encontrará ningún auto de su nivel de precio que presente tantos detalles en la carrocería. Prueba de ello es el parachoques delantero, que lleva una generosa parrilla central, con formas trapezoidales en la parte baja y, sobre ella, estilizados chevrones en color cromado. Adicionalmente luce cortes laterales en parachoques que lo hacen ver más agresivo y ancho.

Potencia y atributos
El DS4 está equipado con un motor de 1,6 litros, 16 válvulas, doble árbol de levas, turbocargado, con inyección directa e intercooler, que produce una potencia máxima de 163 HP y un torque de 24,5 kg.m. Este impulsor va ligado a una caja de cambios automática de seis velocidades.

Complemento mecánico
El DS4 no se siente como un auto deportivo o como para alguien que privilegie una conducción de alta performance. Por el contrario, la suspensión denota una alta calidad, se siente sólida al superar baches y es agradable para conducción en ciudad.

El sistema de frenos es de discos en las cuatro ruedas y lleva los elementos electrónicos más altos disponibles (ABS y distribución electrónica de frenado). La detención del vehículo es bastante potente, pero también demasiado sensible.

Repaso del habitáculo
En el interior podrá encontrar elementos que son dignos de una categoría mayor, como por ejemplo los asientos. El tablero es herencia directa del C4 lo cual es muy bueno, solo que tiene más estilo, con mejores acabados y detalles cromados. El panel de instrumentos luce casi como de la era espacial y su iluminación azul puede variar su tonalidad, partiendo del blanco hasta el azul oscuro. El test completo del Citroën DS4 lo puede encontrar en la edición N° 547.