Premian proyecto que combina medicina y prácticas tradicionales

El programa tiene como fin complementar la medicina con prácticas terapéuticas tradicionales en las comunidades de Churcampa

Premian proyecto que combina medicina y prácticas tradicionales

"La comunidad prefería ser atendida por hierberos y curanderos, porque no tenían confianza", señala la cirujano dentista Lizbeth Abregú Arévalo, del proyecto intercultural "Runa, Ayllu y Llacta saludables". (Foto referencial: Archivo El Comercio)

El uso de hierbas y cremas para tratar distintos males es una costumbre muy arraigada en las comunidades de nuestro país. Es por ello que muchas personas aún prefieren acudir a los hueseros o parteras antes de ir a un centro de salud.

"La comunidad prefería ser atendida por hierberos y curanderos, porque no tenían confianza", señala la cirujano dentista Lizbeth Abregú Arévalo. "Es por ese motivo que decidimos trabajar junto a los que denominados los terapeutas tradicionales".

"Los doctores te dicen: '¿Cómo vas a tener el chacho (creencia de las comunidades en la que sufres de fiebre y diarreas por haber dormido en un cerro)?, tú lo que tienes es fiebre. Entonces se van", indica la también dentista, Luz María Guzmán Ramos.

Ambas desarrollaron el proyecto intercultural "Runa, Ayllu y Llacta saludables", que busca una mejor prevención en salud de las personas, familias y comunidades de la provincia de Churcampa, en Huancavelica.

El programa se desarrolla entre los centros de salud y las comunidades de la región, y tiene como finalidad identificar a los terapeutas tradicionales para que éstos trabajen junto a los médicos.

Para ello, se ha identificado a los terapeutas, y las prácticas que realizan, en cada comunidad de los 35 establecimientos de salud en la región. 

Asimismo, se están implementando unas fichas familiares (para cada miembro del hogar) en el que se indica la lengua predominante para que así puedan ser atendidos por un técnico capacitado en el idioma y que sirva como traductor con el especialista.

"Si tu no crees en su costumbres, entonces eres ajeno para ellos. Gracias a este proyecto se sienten más seguros y confiados de acudir a los centros de salud", indica Abregú.

El concurso de Buenas Prácticas Interculturales en la Gestión Pública “La Diversidad es lo Nuestro”, organizado por el Ministerio de Cultura, tiene como objetivo reconocer, valorar y difundir los programas y proyectos con pertinencia cultural, implementados por la administración pública, y destinados a lograr un Estado eficiente, descentralizado e inclusivo.