Líneas de Nasca: despiden y denuncian a arqueólogo a cargo

Así lo informó la ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, tras conocer que llevó a reportera japonesa a zona del Colibrí

Líneas de Nasca: despiden y denuncian a arqueólogo a cargo

(Captura de video)

 

La ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, informó que el arqueólogo de esa cartera Mario Olaechea Aquije, encargado de la protección de las Líneas de Nasca, será separado de su puesto y denunciado por permitir el ingreso de la periodista japonesa que aparece en video echándose sobre la figura del Colibrí.

Según detalló la ministra, la autorización que recibió la reportera asiática fue para que realice una filmación de las Líneas de Nasca en sobrevuelo, el 28 de enero del 2013, y no para que ingrese a la zona protegida.

Sin embargo, desatendiendo ello, Olaechea llevó a la periodista hasta el mismo lugar del Colibrí, por lo cual se le denunciará penalmente, sostuvo la titular de Cultura.

“El procurador del ministerio ya está en Nasca junto con nuestro abogado para realizar la demanda. La pena por esto es hasta de ocho años de cárcel, pues se trata de la autoridad en el lugar y quien estaba encargado de proteger las Líneas de Nasca. Trasgredió las normas de Cultura yendo contra la autorización expresa de filmar en sobrevuelo”, detalló a RPP.

“NO CAUSÓ DAÑOS”

En tanto, Álvarez Calderón remarcó que la extranjera no causó daños en las líneas de Nasca pues utilizó los zapatos adecuados para caminar en el terreno. También descartó que por más que la japonesa se echó en la zona del Colibrí, no ocasionó perjuicios al patrimonio.

Refirió que todo lo contrario ocurrió con los activistas de la ONG Greenpeace, quienes el año pasado irrumpieron dentro de la zona protegida en grupo y sin zapatos especiales. “Así hundieron rocas volcánicas y afloró la arena. Eso es un daño irreparable, pero ya hay un equipo de conservación para ver cómo podemos recuperar algo”, puntualizó.

Asimismo, la ministra dio cuenta de que ya ha sido contratado un abogado especialista en el nuevo código procesal penal y que también prepara una estrategia para enfrentar el problema con Greenpeace en el extranjero.

Consultada en torno a los cuidados para con la zona protegida, Álvarez Calderón remarcó que colocar un alambrado sería imposible pues se trata de muchísimas hectáreas de terreno. Por el momento, aseguró, el portafolio de Cultura está preparando un equipo trabajará en Nasca con drones, motos y otros vehículos para mantener vigilancia constante.