Unos 300.000 niños y adolescentes no han sido registrados en el Perú

Así lo reveló un estudio del Banco Mundial y el Instituto de Estudios Peruanos que indica que esto obstaculiza su acceso a programas sociales

(EFE).- Unos 300.000 niños y adolescentes están indocumentados en Perú, lo que obstaculiza "gravemente" su acceso a programas sociales y es uno de los principales factores de exclusión económica, reveló hoy un estudio del Banco Mundial (BM) y el Instituto de Estudios Peruanos (IEP). Según el informe, los casi 300.000 menores que no cuentan con partida de nacimiento representan el 2,9 por ciento de la población total de 0 a 17 años del país. Los sectores rurales concentran el mayor número de indocumentados, con un 4,4 por ciento, frente a un 2,3 por ciento en el área urbana. Esta carencia de inscripción de los nacimientos es "más fuerte" en la selva peruana, donde alcanza a un 10,1 por ciento de la población. El estudio fue presentado hoy ante autoridades y especialistas por sus autores, William Reuben, científico social senior de la Unidad de Desarrollo Social del BM para América Latina y el Caribe, y Ricardo Cuenca, investigador del IEP. "Las razones que explicarían el porqué los padres no inscriben a sus hijos están asociadas a factores económicos, institucionales-administrativos y socioculturales", remarcaron los autores. Entre estos factores figuran los altos costos de traslado y procedimientos para la inscripción, la lejanía de los centros de registro en algunas regiones, la discrecionalidad de los registradores en la solicitud de los requisitos y las diferencias culturales entre los registradores y la población excluida. El estudio propone, al respecto, acercar los registros a la población más excluida mediante campañas itinerantes, reducir los costos de acceso y simplificar la emisión de las partidas de nacimiento. Además, consolidar un Sistema Integrado de Registro Civil, que permita tramitar una partida de nacimiento en cualquier región del país y mejorar la capacitación a los registradores. También plantea registrar las partidas de nacimiento durante la matrícula en instituciones educativas preescolares para atender la mayor incidencia de indocumentados entre los niños y niñas menores de 5 años. Los investigadores sugirieron, asimismo, promover la entrega del Documento Nacional de Identidad (DNI) a la población adulta conforme se avanza con las campañas de documentación infantil.