En 60 días se sabrá suerte de regidores de Lima involucrados en estafa

Luis Valer y Cayo Tito, de Fuerza Social, también son investigados por presunto tráfico de influencias

Hasta 60 días tardaría en conocerse la suerte de los dos regidores de Fuerza Social en la Municipalidad de Lima que están involucrados en la formación de empresas familiares para participar de forma irregular en la adjudicación de rutas de los corredores complementarios de la capital.

El teniente alcalde de Lima, Eduardo Zegarra, indicó que ese es el plazo máximo de la comisión que se instaló el 30 de octubre pasado para investigar el caso de Luis Valer y Cayo Tito.

Ambos, según Zegarra, han sido suspendidos y se encuentran denunciados ante la fiscalía por los delitos de estafa y tráfico de influencias. Sin embargo, como el cargo de regidor es irrenunciable, la comisión presidida por un miembro de la oposición determinará el destino de Valer y Cayo, que podría ser el de la vacancia.

“Esta es una denuncia de estafas entre privados. La Municipalidad de Lima, en ese caso, no está directamente involucrada”, acotó el teniente alcalde en conferencia de prensa este mediodía.

De otro lado, reiteró que la comuna no tiene conocimiento del recurso contra la revocación de la alcaldesa Susana Villarán que presentó el abogado costarricense Juan Corrales Ramírez ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Nosotros no tenemos absolutamente nada que ver con esa pretensión”, indicó Zegarra añadiendo que espera que no se trate de una maniobra para distraer la atención.