El 94% de las playas a nivel nacional se encuentran aptas para los bañistas

En Lima, el 97% reúne las condiciones de salubridad, según informó la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa). Caplina, en la Costa Verde; Villa y Barlovento, en el sur; y Oquendo y Márquez en el Callao están contaminadas

El 94% de las playas a nivel nacional se encuentran aptas para los bañistas

De las 296 playas vigiladas por la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) a lo largo del litoral peruano, el 94% se encuentra apto para los bañistas, y la proporción restante no es adecuada para el baño ni la recreación, informó el Ministerio de Salud.

En tanto que en Lima, el 97% se encuentra en buen estado, por lo que sólo un 3% no reúne las condiciones de salubridad. Figuran como playas no saludables: Caplina, en la Costa Verde; Villa y Barlovento, en el sur, entre otras; y en el Callao: Oquendo y Márquez.

“El nivel de coliformes fecales está por encima de los valores permitidos en estas playas, por eso la calificación”, dijo el director general de la Digesa, Edward Cruz.

Este año se incrementó el porcentaje de playas aptas para los bañistas gracias a los trabajos de mejora a lo largo del año para el verano de 2011, añadió Cruz Sánchez.

SE COLOCARÁN BANDERINES EN LAS PLAYAS
En tanto, indicó que se colocarán banderines de colores que identificarán la calificación sanitaria de las playas. Se usará el azul en el caso de playas saludables, amarillo para playas regularmente saludables, y rojo para las playas no saludables.

Estas declaraciones las dio en el marco del inicio de la campaña Verano Saludable 2011, que tiene por objetivo incentivar en los ciudadanos una conducta responsable a fin de evitar el desarrollo de enfermedades propias de esta temporada e informar cuáles son las playas saludables para los bañistas.

Comentó que trabajan bajo tres parámetros: calidad microbiológica del agua (identificar si tiene coliformes fecales), calidad de limpieza (vigilar la higiene, que hayan tachos y no botar los residuos a la arena ya que son un foco de microorganismos que pueden transmitir enfermedades) y la construcción de servicios higiénicos en las playas.

“El mensaje que tenemos es que como ciudadanos debemos hacer un ejercicio responsable en nuestras playas, disponiendo de manera efectiva y adecuada los residuos sólidos y utilizando los servicios higiénicos para hacer sus necesidades”, remarcó el director de la Digesa.