Alemania se niega a vender al pulpo Paul a España

Los habitantes de la localidad española de Carballiño querían adquirir al famoso octópodo para una fiesta gastronómica especializada en pulpo. “La idea no es comerlo, solo usarlo para publicidad”, manifestaron

Alemania se niega a vender al pulpo Paul a España

El acuario de la ciudad alemana de Oberhausen no venderá su famoso pulpo Paul a España, dijeron sus portavoces, respondiendo así a la petición de compra efectuada desde la región española de Galicia.

“No puede ser. Podemos entender que todo el mundo quiera a Paul, pero nos pertenece y se quedará con nosotros”, dijeron.

Un grupo de empresarios de la localidad de Carballiño, en el noroeste de España, había ofrecido 30.000 euros (38.000 dólares) por Paul, que se ha convertido en una auténtica estrella mediática por haber vaticinado correctamente los resultados de todos los partidos que jugó en el Mundial la selección alemana, incluidas las derrotas contra Serbia en la primera fase y contra España en semifinales.

La idea de utilizar a Paul como mascota o figura publicitaria de la fiesta gastronómica especializada en pulpo que cada mes de agosto tiene lugar en esa localidad española partió del alcalde, Carlos Montes.

Tras ello, los empresarios de Carballiño, de 14.000 habitantes, decidieron unirse y reunir una suma de 30.000 euros para adquirir el famoso adivino, que ha pronosticado la victoria a España en la final de mañana del Mundial de Sudáfrica ante Holanda.

Montes asegura que el objetivo no es comerse a Paul, pues el animal “tiene que seguir pronosticando resultados de fútbol”.

Los empresarios de la localidad confían al menos en que, si el acuario de Obehausen no les vende el octópodo, al menos se los preste para la fiesta del 8 de agosto.