Algo huele mal en El Silencio: concejo no recoge a tiempo la basura

Ninguno de los 65 quioscos de la playa tiene licencia de funcionamiento. Más noticia sobre Verano 2011

Algo huele mal en El Silencio: concejo no recoge a tiempo la basura

CARMEN GALLEGOS

La playa El Silencio, situada a la altura del km 38 de la Panamericana Sur, en el distrito de Punta Hermosa, es a primera vista una buena opción para este verano, pues está calificada por la Dirección General de Salud (Digesa) como saludable.

Sin embargo, al acercarse a la playa un olor repulsivo espanta a los veraneantes.

Se trata de la basura acumulada durante el fin de semana y que ha colapsado los depósitos instalados por el concejo para deleite de cientos de moscas.

Ayer, según comprobó El Comercio, hasta las 2 p.m., los depósitos continuaban saturados sin que ningún camión recolector se apareciera en la zona.

“Los lunes siempre se acumula la basura hasta tarde”, advirtieron los trabajadores de los restaurantes de la zona, quienes pidieron más tachos.

Sumado a esto, los baños municipales se encuentran en pésimo estado y están cerrados con un candado. Ante la falta de este servicio, el ambiente previo a los baños es usado como letrina.

Al respecto, Daniel Barazorda, gerente de Servicios Comunales de la Municipalidad de Punta Hermosa, explicó que ayer no se recogió la basura porque un camión recolector se malogró.

Asimismo, informó que el concejo destina alrededor de 150 mil soles para la campaña de verano, en el período comprendido entre el 1 de diciembre y Semana Santa.

Este presupuesto se utiliza para contratar personal adicional de limpieza y serenazgo, además de vehículos, camiones recolectores y el mantenimiento de parques y jardines.

Además, refirió que cuentan con tres camiones recolectores en verano (en invierno solo necesitan uno), ya que los fines de semana se llega a acumular hasta siete toneladas de basura en el distrito.

Cada vez que se llena un camión, este debe viajar hasta el relleno sanitario de Portillo Grande, situado en el km 40 de la antigua Panamericana Sur.

“De sábado para domingo se llenan todos lo carros y es difícil mantener la limpieza”, explicó el funcionario, quien se comprometió a resolver para las 6 p.m. de ayer el problema de la basura.

PLAYA TOMADA
Una gritería irrumpe en El Silencio. Esta playa está muy lejos de hacer honor a su nombre. Hasta el más paciente bañista podría perder los papeles por el bullanguero acoso de los jaladores de los 65 quioscos y cabañas que venden comida y bebidas alcohólicas en la playa.

El salvavidas Johnny Castro refirió que la presencia de estos negocios dificulta su trabajo, pues la gente ingresa al mar en estado de ebriedad.

“La municipalidad debería sancionar a los restaurante que venden alcohol”, demandó.

Al respecto, Barazorda explicó que ninguno de estos establecimientos tiene licencia de funcionamiento.

“Los hemos desalojado dos veces, pero han vuelto y ahora funcionan amparados en una medida cautelar”, afirmó.

El funcionario advirtió que los jaladores no permiten que los bañistas se instalen en la playa sin consumir o alquilar sombrillas y sillas de playa. “Hemos tratado de fiscalizarlos, pero no nos hacen caso. Hasta a los serenos los hostigan”, se quejó.

AL GRANO
“No deben vender alcohol en la playa”
RESPONDE: MARCO TULIO GUTIÉRREZ. EXPERTO EN TEMAS MUNICIPALES

¿Quién fiscaliza la limpieza de las playas?
Las municipalidades distritales están obligadas a brindar el servicio de limpieza, sobre todo si cobran parqueo como es el caso de El Silencio. Como se puede ver en nuestra página web [la del Instituto Peruano de Administración Municipal], Punta Hermosa recauda 424 mil soles con el cobro por 611 lugares de parqueo.

¿Los quioscos pueden vender alcohol en la playa?
No. La ley sobre comercialización del alcohol dice bien claro que no se puede vender alcohol en lugares públicos, menos en una playa. Solo se puede vender en establecimientos con licencia o en máquinas dispensadoras.

LAS CIFRAS
56 personas trabajan en el servicio de limpieza de las playas y calles del distrito de Punta Hermosa durante la temporada de verano. En invierno solo son 12.

48 personas trabajan en el servicio de serenazgo durante el verano. En invierno solo laboran 22.