Anciana de 90 años era amarrada y golpeada en casa de su hija

Policía rescató a la nonagenaria y la puso al cuidado de su hijo. Presunta agresora indica que la amarraba “porque se saca sus pañales”

Una anciana de 90 años fue rescatada por la Policía de la casa de su hija, que la mantenía en un cuarto atada de pies y manos. Mónica Cano vivía en una precaria habitación de triplay y calamina, según imágenes de Frecuencia Latina, en el distrito de Villa María del Triunfo.

Una vecina dio parte a la autoridad acerca de los maltratos que recibía la nonagenaria, tras presenciar los maltratos de que era objeto de parte su hija, Mónica Garcilaso. Esta, una de los seis hijos de la anciana, señaló al ser cuestionada sobre las condiciones en que se halló a su madre: “No estaba amarrada. Su mano la tengo amarrada, así, con trapos, pero los pies nunca. Las manos sí porque se saca sus pañales”.

Sin embargo, no era este el único maltrato. La anciana era amenazada por su hija constantemente y hasta bañada a la intemperie, según relató la denunciante. La inspección preliminar a la condición de salud de la víctima reveló cortes y hematomas en cabeza y brazos.

Mónica Cano, quien aparentemente sufre de demencia senil, fue conducida por la Policía a la Comisaría José Carlos Mariátegui.

Posteriormente, su hijo Máximo acudió a la dependencia para hacerse cargo de su madre. Contó a Frecuencia Latina que la nonagenaria estaba en casa de su hija por tres meses y que aún no había recibido las explicaciones de la agresora ante los maltratos recibidos por su madre.