Ancianos acusados de crimen no se acogerán a beneficios penitenciarios

La abogada Carolina Miranda indicó que sus clientes son inocentes y para acceder a la reducción de pena por su edad deben declararse culpables

Ancianos acusados de crimen no se acogerán a beneficios penitenciarios

Los esposos Julio Cortez Méndez (75) y Ruth Bravo Pérez (73) –quienes se encuentran internados en los penales de Cañete y de Mujeres de Chorrillos, respectivamente, acusados de asesinar a golpes al vigilante Rufino Flores Huamán (57) en el Rímac– no se acogerán a beneficios penitenciarios por su edad para reducir su pena y posteriormente salir en libertad.

Así lo informó su abogada Carolina Miranda, quien explicó que el artículo 22 del Código Penal establece que las personas mayores de 65 años pueden pedir que su tiempo en prisión sea reducido, pero que para ello deben declararse culpables del delito que se les imputa, pero que sus clientes “al ser inocentes” no lo harán.

En entrevista con el noticiero “Buenos Días Perú”, Miranda reiteró lo que Bravo Pérez señaló ayer a través de una carta: que la pareja de adultos mayores no conocía a Rufino Flores y que nunca había cruzado palabra con él.

Además, la letrada sostuvo que los ancianos fueron detenidos de manera arbitraria, porque no existía una orden de captura en su contra. “A ellos se les envió una notificación para que vayan a declarar y cuando fueron a la comisaría para averiguar qué sucedía, los aprehendieron”, añadió.

“NO HAY PRUEBAS”
Miranda señaló que no existen pruebas concretas para que la justicia haya determinado internar en un centro penitenciario a los adultos mayores y que la acusación solo se basa en el testimonio del cuidador de autos Juan Carlos Chumpitaz, quien afirmó que Cortez Méndez y Bravo Pérez atacaron al occiso con un palo.

“Si él (Chumpitaz) dice que mi cliente golpeó a Rufino con un palo, ¿dónde está el palo? El Instituto de Medicina Legal no ha encontrado dentro de las uñas de mi cliente parte de sangre o piel del occiso, no hay medio probatorio para que estén recluidos”, concluyó.