Aparecen trapos rojos en el Huallaga

Contenían la hoz y el martillo y fueron colocados en diferentes lugares del tramo entre Agua Blanca y Tazo Grande

Una veintena de trapos rojos colgados en postes, paneles y puentes aparecieron ayer en el tramo entre Agua Blanca y Tazo Grande, en el distrito de Monzón. Los pobladores de los caseríos aledaños dijeron que desconocían quiénes habían colocado dichas telas.

Los trapos tenían impresos la hoz y el martillo, y las siglas PCP. Todos tenían el mismo tamaño (80 c.m. x 50 c.m.) y estaban nuevos. Además fueron colocados cada cinco kilómetros de la vía.

Los caseríos están ubicados en medio del valle cocalero del Huallaga. La misma zona que, en su mensaje a la nación, el presidente Ollanta Humala afirmó que había sido pacificada.

Un grupo de policías se desplazó a la zona para retirar los trapos rojos. El jefe del Frente Policial Huallaga, general Vicente Romero Fernández, señaló que se retiraron 11 trapos, pero tenía información de que los pobladores de otras zonas los recogieron para evitar la presencia de los policías, debido a que muchos de ellos se dedican al cultivo ilegal de la hoja de coca.

El general Romero Fernández descartó que la colocación de las telas fuera obra de los terroristas de la facción de los hermanos Quispe Palomino, quienes se ha dicho que estarían operando en la zona. El jefe policial señaló que fueron narcotraficantes quienes colocaron los trapos, ante el temor de que se implemente el plan de erradicación de la hoja de coca, que se ejecutará en las próximas semanas.

Romero recordó que eran muy pocos los pobladores de la zona que aceptaron los programas de desarrollo alternativo.