Arzobispado defendió decisión de no renovar licencia a Gastón Garatea

Según el ente eclesiástico, esta decisión “no prohíbe ejercer su ministerio sacerdotal en otros lugares”

Arzobispado defendió decisión de no renovar licencia a Gastón Garatea

El Arzobispado de Lima emitió hoy un comunicado en el que da su posición respecto a la no renovación de las licencias ministeriales del padre Gastón Garatea en el que responsabiliza a “algunas personas” de “hacer daño a su identidad sacerdotal”.

En el documento se hace énfasis en que los sacerdotes “para realizar trabajo pastoral en una determinada jurisdicción, requieren que el obispo, ordinario del lugar, les otorgue las respectivas licencias ministeriales”.

Agrega que “por motivos suficientes y anteriormente advertidos” el obispo puede decidir (“que es lo que ha ocurrido con el padre Jorge Gastón Garatea Yori”, añade) “disponer que un sacerdote religioso no trabaje pastoralmente en su jurisdicción eclesiástica”.

El Arzobispado añade que ello “no suspende o prohíbe al sacerdote religioso el ejercicio de su ministerio sacerdotal en otros lugares”.

“Censuramos que algunas personas, con fines totalmente ajenos a esta situación que se ha llevado con la máxima prudencia, respeto a las normas de la Iglesia y en un clima de caridad, busquen ahora victimizar a un sacerdote con el único objeto de sembrar confusión, hacer daño a su identidad sacerdotal y al mismo tiempo expresar la carga ideológica que los motiva y los aleja de la fidelidad a la Iglesia”, finaliza el documento.

CARTA SACERDOTAL
Mientras tanto, diez sacerdotes de distintas diócesis del Perú se manifestaron a favor de Garatea en un comunicado en el que califican de “poco evangélico” el retiro de la licencia episcopal del sacerdote.

En el manifiesto, los religioso recuerdan la experiencia pastoral de Garatea y “su auténtica vocación eclesial y sacerdotal”. Además se le califica de “ciudadano ejemplar”, al tiempo que se hace un llamado al Arzobispado para que esta situación sea pronto superada.

Finalmente, en una carta enviada a ACI Prensa, el padre Raúl Pariamachi, superior provincial de la congregación de los Sagrados Corazones, este señala que no sabe cómo se puede inferir que la medida del cardenal Cipriani sobre Garatea “incluye el cese de las funciones” del sacerdote como asesor de la PUCP.