Arzobispo de Huancayo culpó a “infiltrados” por violencia en Jauja

Monseñor Pedro Barreto defendió a los manifestantes y dijo que fueron pacíficos. También negó el secuestro de un policía en la víspera

Arzobispo de Huancayo culpó a “infiltrados” por violencia en Jauja

El arzobispo de Huancayo, monseñor Pedro Barreto, destacó que el Ejecutivo haya decidido suspender la construcción de un nuevo aeropuerto en Orcotuna, Huancayo, acto que calificó como un esfuerzo para promover el diálogo en respuesta a las protestas en Jauja, donde aseguró que participaron infiltrados.

“Ha habido personas infiltradas que se han aprovechado de la buena voluntad y bondad de un pueblo como Jauja que es pacífico”, aseguró luego de participar en la mesa de diálogo integrada por representantes del Gobierno Central, las autoridades locales y los dirigentes que lideraron las protestas.

Asimismo, defendió a los manifestantes al comentar que en ningún momento se quiso presionar al Ejecutivo con el bloqueo de carreteras y remarcó que en las marchas participaron personas que vinieron de otras regiones. También negó el secuestro del suboficial Francisco Poma y dijo que el policía fue resguardado hasta ser devuelto a su institución.

“A partir de ahora comenzamos una etapa nueva de diálogo y de bien común (…) Estoy convencido de que el diálogo transparente y serio en busca del bien común dará resultados”, añadió.