Auditoría a empresa de Myriam Fefer concluye que no hay desbalance

Auditores contables de la fiscalía no contaron con documentos oficiales. Abogado de Eva Bracamonte dijo que no se pudo probar pago a sicario

Auditoría a empresa de Myriam Fefer concluye que no hay desbalance

El análisis de dos peritos contables a las finanzas de Inmobiliaria Sideral S.A.C., de la asesinada Myriam Fefer, concluyó que no hay evidencia de desvíos de dinero por parte de Eva Bracamonte o Liliana Castro para presuntamente pagar al sicario Alejandro Trujillo Ospina.

Julio Mori y Aníbal Polo, auditores contables, realizaron la evaluación a pedido del Ministerio Público. Según declararon ayer a la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel, ellos revisaron los libros contables de Sideral –heredada por Eva, la hija de Fefer– del 2006 al 2011. Ambos aclararon que la evaluación fue compleja porque no contaron con documentos oficiales y porque uno de los libros fue extraviado por Sideral en el 2008. “La información digital que nos enviaron [también] fue distinta a la de los libros”, dijeron. Angélica Córdova, actual gerenta de Sideral, hizo los envíos.

LO SOSPECHOSO
Tres aspectos intrigaron a la sala: el préstamo hasta por US$400 mil que pidió Eva a Sideral para afrontar el juicio, los gastos en ferretería que hizo la empresa en el 2006 [cuando murió Fefer] y la venta del 50% de sus acciones a Liliana, hace cuatro años. Tras las preguntas de la fiscalía y la defensa de las acusadas, en ninguno de estos temas se concluyó con pruebas sobre su participación en el crimen.

“La evaluación era para ver si pagaron o no al sicario. No pudo demostrarse”, opinó Luis Lamas, abogado de Eva Bracamonte, quien pidió un debate pericial psicológico sobre su patrocinada en la próxima audiencia.