Ballack dolido: "Boateng no me pidió disculpas, eso es mentira"

El capitán de la selección alemana que se perderá el Mundial por una falta de Kevin-Prince Boateng, negó que este le haya pedido disculpas

Ballack dolido: "Boateng no me pidió disculpas, eso es mentira"

Michael Ballack, capitán de la selección alemana de fútbol, aseguró que el autor de la lesión que lo dejará fuera de la Copa del Mundo no le pidió disculpas y, además, espera continuar en el Chelsea pero decidirá su futuro tras el mundial.

“Tengo que pensar en algunas cosas y ordenarlas, pero de todas maneras estaba previsto que fuera así. Creo que prolongaré mi contrato” que vence en junio, dijo Ballack en una entrevista con la agencia DPA. El mediocampista, de 33 años, aseguró que quiere “regresar al fútbol lo antes posible”. “Asumo que estaré físicamente en condiciones para el comienzo de la temporada”, argumentó.

El ex Bayer Leverkusen y Bayern Múnich suma 98 partidos internacionales con Alemania y esperaba jugar en Sudáfrica el que probablemente fuese su último Mundial. Pero la fuerte infracción del ghanés Kevin-Prince Boateng en el partido contra el Portsmouth le quitó esa posibilidad.

Precisamente, la selección de Ghana, que integra Boateng, será uno de los rivales de Alemania en el Grupo D mundialista, junto a Serbia y Australia, lo cual despertó suspicacias.

“El enojo es gigante, naturalmente. La valoración (sobre la intencionalidad de la falta) la deben hacer otros. Y no aporta nada”, dijo resignado Ballack, quien negó que Boateng le haya pedido disculpas dos veces en Wembley, como había dicho el jugador. “Eso no es cierto. ¿Si aceptaría una disculpa? No soy un deportista al que le gusta quejarse de un asunto terminado”, agregó.

BALLACK PARA RATO
Pese a lo inoportuno de su lesión, Ballack negó rotundamente que adelante su retiro del fútbol. “No, no es tan grave. Cuatro semanas de yeso es el mejor tratamiento posible, después la mejoría es rápida”. Asimismo, dijo que no imitará a David Beckham, quien, pese a estar lesionado, irá con Inglaterra al Mundial. “Eso es algo que no me lo planteo. Ahora estoy lesionado y aunque sea el capitán, el equipo deberá funcionar bien sin mí”.

El mánager del seleccionado alemán, Oliver Bierhoff, señaló que la invitación a Ballack para que permanezca junto a sus compañeros “permenace”, aunque aclaró: “La baja de Michael es un gran golpe deportivo para nosotros, pero no sirve de nada llorarlo durante cuatro semanas”.

CAMBIO DE PLANES
A esta altura, a Ballack más que el tobillo le duele el alma, ya que su sueño de ser campeón mundial con Alemania parece haber quedado definitivamente sepultado: en Brasil 2014, el ex Bayern Múnich tendrá 37 años, seguramente demasiados para transformarse en el guía hacia el título.

Tal vez por eso, ni siquiera la perspectiva de alcanzar la centena de partidos internacionales con la camiseta alemana —le faltan sólo dos— o la más cercana Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania aparecen hoy por hoy en su horizonte.

“Tengo que volver a estar sano, eso es lo más importante. Cuando esté nuevamente en la cancha, tras siete u ocho semanas, volveré a plantearme objetivos importantes. Me había enfocado totalmente en el Mundial, a partir de ahora todo deberá ser valorado de nuevo”.