Ballena de aleta continúa varada en litoral de Tumbes

Habría muerto hace 4 días. Se ha convertido en foco contaminante para 50 familias

Ballena de aleta continúa varada en litoral de Tumbes

Una ballena de aleta (‘Balaenoptera physalus’, la segunda especie de ballena más grande en el mundo) se encuentra varada en la costa de Tumbes, en el sector llamado Los Cerezos. Por su gran tamaño –10 metros y medio– es muy difícil removerla para sepultarla y, por ello, se ha convertido en un foco contaminante para las 50 familias que viven en el entorno, así como para los pescadores que laboran en la zona.

La Capitanía de Puerto Zorritos solicitó al Ejército un cargador frontal y equipos que permitan remover la ballena y excavar para enterrarla. Pero no se ha concretado la entrega.

El Instituto del Mar del Perú (Imarpe) ha calculado que, por el avanzado estado de descomposición, el cetáceo podría llevar ya cuatro días muerto.

El director del Imarpe, Jorge Llanos Urbina, precisó que esta ballena de aleta es macho, tiene un rostro de 2,75 metros, el ancho de la cola es de 2,40 metros y tiene una longitud de aleta pectoral de 1,35 metros.

POSIBLES CAUSAS DE MUERTE
El Comercio observó que la ‘Balaenoptera physalus’ tiene una herida de 35 centímetros de diámetro en el vientre, la cual pudo ser la causa de su muerte.

Aunque, según el jefe del Imarpe, está descartado que haya sido herida con alguna arma, como especularon algunos medios de comunicación.

De acuerdo con Llanos, la ballena podría haber muerto por alguna enfermedad como parásitos o por intoxicación, lo que la habría debilitado y motivado que se alejara del grupo de su especie.

Desde 1997 a la fecha se tienen registrados 7 varamientos de ballenas en la costa de Tumbes. Seis de ellas son de la especie ballena jorobada.

Por las costas de esta región, todo tipo de ballenas suelen pasar en tránsito, entre los meses de agosto a octubre.


Tags relacionados

Ballenas

Tumbes

Cetáceos