Balneario de Ancón estaría en peligro de desaparecer, según vecinos

Temor se debe a la construcción de un puerto industrial en el distrito que, según dicen, aumentaría la contaminación

*Por Beatriz Rejas* En el distrito de Ancón las diferencias sociales han quedado de lado y todos —residentes de casas exclusivas y humildes pescadores— se han unido para evitar que el proyecto de construir un puerto industrial en la bahía se convierta en realidad y termine por acabar con el histórico balneario, que en las décadas de los 50 y 60 fue uno de los preferidos por los limeños. El puerto, a cargo de la empresa Santa Sofía Puertos S.A. (SSP) del grupo Romero, se construiría entre la playa Las Conchitas y el cuartel de la Infantería de la Marina, a 2,5 kilómetros del balneario. Allí se edificaría un espigón de acceso de 700 metros de largo y un espigón de atraque de 620 metros, el cual tendrá, en su primera etapa, capacidad para recibir dos barcos simultáneamente. Este muelle podría, en su cuarta etapa, ampliarse hasta los 1.200 metros en unos 25 a 30 años y acoger hasta seis naves. La Municipalidad de Ancón apoya la construcción del puerto porque le permitiría recibir alrededor de 1,5 millones de dólares anuales por canon aduanero. Sin embargo, la Asociación de Propietarios de Ancón (Apancón), que agrupa a unos 1.000 integrantes, y la Asociación de Pescadores Artesanales de Ancón, integrado por unas 700 personas, señalan que el puerto traerá contaminación sonora, un impacto social negativo y una diaria congestión vehicular por los camiones que transitarán. Para los residentes, la construcción del puerto alteraría el normal desenvolvimiento de la bahía. Juan Escudero, representante de Apancón, advierte además sobre la posible contaminación ambiental que puede generarse debido a la maquinaria y logística que hay en un puerto industrial. “Habrá ruidos molestos, flujo de camiones y hasta derrames de petróleo”, alertó. Mientras tanto, los pescadores dicen que con la construcción del puerto, en el cual se piensa invertir unos 800 millones de dólares, también se vería afectada la pesca artesanal, de la cual viven, directa o indirectamente, unas dos mil familias. Avelino Ramírez, presidente de la Asociación de Pescadores Artesanales de Ancón, precisó que este movimiento industrial originará la migración de cientos de especies marinas, lo que llevaría a la pérdida de esta fuente de trabajo. “La huida de los peces y mariscos se debería al cambio de las corrientes marinas”, advierte. *EN ESTUDIOS* La empresa Santa Sofía Puertos S.A. se encuentra a la espera de los resultados del estudio de impacto ambiental. En él se definirá si es posible desarrollar el desembarcadero industrial en Ancón sin afectar el ecosistema de la bahía. En tanto, la Autoridad Portuaria Nacional (APN) del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) ya les cedió el uso temporal de la zona acuática y los terrenos ribereños para el desarrollo del proyecto. El almirante Frank Boyle, presidente de la APN, señaló que la Dirección General de Asuntos Socioambientales del MTC aprobará u observará el estudio de impacto ambiental. Aclaró que el permiso de uso temporal no es determinante. El requisito primordial para construir algún puerto en el país es aprobar el estudio de impacto ambiental. También dijo que la zona de Ancón sí estaba prevista dentro del Plan de Desarrollo Portuario realizado en marzo del 2005. Cabe señalar que la empresa realizará una consulta popular para que los vecinos den a conocer sus observaciones o su conformidad con el proyecto. Voceros de Santa Sofía Puertos S.A. precisaron que en menos de un mes se conocerían los resultados de estos estudios. Y, según su cronograma tentativo, las obras se iniciarían el primer semestre del 2010. “El diseño actual del puerto contemplará los más altos estándares de cuidado del medio ambiente y considerará todas las medidas necesarias para que las actividades en la bahía no se vean afectadas de manera significativa”, indicó uno de sus ejecutivos. De otro lado, el presidente de la Sociedad de Urbanistas del Perú, Vladimir Arana, señaló que el incremento del tránsito de vehículos sería una de las primeras consecuencias negativas del puerto. Agregó que en el caso del puerto del Callao y de La Punta, la geografía permite que las dos áreas sean compatibles y no tengan problemas. “Hay una división. El primero está en la bahía y la segunda en una península. En el caso de Ancón, la dificultad serían los vehículos”. *Un balneario con tradición e historia* Para los limeños de clase alta de los años cincuenta y sesenta, el balneario de Ancón era el lugar preferido en verano. En esa época se podía ver una extensa arboleda que daba vida a las casonas y los edificios modernos empezaron a levantarse en el malecón. Desde 1968, en la estación del tren, se realizaba el Festival de la Canción de Ancón, en el que se presentaban cantantes de fama internacional y se premiaba al mejor con la Caracola de Plata. En la década del 70 este escenario cambió debido a las migraciones y el comercio. El festival dejó de realizarse en los años 80. Ancón es, además, un espacio con historia, ya que en uno de sus ranchos murió Andrés Avelino Cáceres. También fue escenario de las negociaciones que llevaron luego a la firma del Tratado de Paz con Chile, en 1883. Algunos interesados en la cultura, como Alejandro Miró Quesada Garland, director general de este Diario, promovieron un patronato que auspició el museo de sitio, muy visitado por los limeños.

Tags relacionados

Metropolitana

Ancón