Barristas argentinos fueron detenidos en Sudáfrica y serían deportados

Entre 500 y 600 han llegado en el país africano. Diez fueron detenidos y siete de ellos, con un extenso prontuario podrían ser deportados

Al menos siete hinchas violentos argentinos fueron detenidos el domingo en el aeropuerto de Johannesburgo cuando trataban de ingresar al país para seguir la Copa del Mundo de fútbol, dijo a Reuters el jefe de seguridad de la selección albiceleste en Sudáfrica.

Entre 500 y 600 “barras bravas” (ultra aficionados) habrían llegado el domingo al país africano, lo que ha disparado temores de que puedan generar incidentes en las gradas y a las afueras de los estadios.

“Tenemos hasta el momento siete personas detenidas, yo no les puedo dar el nombre todavía porque el procedimiento no ha terminado”, dijo a Reuters el comisario de la Policía Federal Argentina, Hugo Lompizano, que trabaja con las autoridades sudafricanas en temas de seguridad para el evento deportivo.

El grupo de arrestados podría ser deportado a Argentina por supuestamente tener antecedentes de violencia, “aunque la decisión depende de la policía local”, aseguró Lompizano en el campo de entrenamiento de la Universidad de Pretoria, donde entrenaba la selección sureña.

Según medios argentinos, siete de los hinchas serán deportados en las próximas horas: Pablo Álvarez (Independiente), Juan Duarte (Lanús), Andrés Bracamonte (Rosario Central), Pablo Derrespiane (Huracán), Luis Tucci (Huracán), Julio César Navarro (Rosario Central) y Sergio Roldán (San Martín de Tucumán) figuran entre ellos.

MAS VALE PREVENIR
Desde hace más de 10 días, un puñado de hinchas argentinos considerados violentos pernoctan en la capital sudafricana, donde la selección argentina está entrenando con vistas a su debut en el Mundial frente a Nigeria el 12 de junio por el Grupo B, que también integran Corea del Sur y Grecia.

Por disposición de la FIFA, el entrenamiento del domingo estuvo abierto al público. Para evitar el ingreso de los “barras” la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y las autoridades policiales decidieron limitar el aforo a invitaciones de colegios de la zona y personalidades.

“La mayoría de la gente son de las cinco escuelas que visitó Maradona cuando vino antes a Pretoria y residentes de Sudáfrica (…) todos invitados, también pasaron algunos hinchas comunes argentinos a alentar”, expresó el comisario.

La policía local desplegó intensas medidas de seguridad en torno a la selección argentina, para la cual envió 200 policías y fuerzas especiales que rondan la zona fuertemente armados y con sabuesos que buscan explosivos.