Basura se acumula en las calles del Rímac

Falta de combustible impide a camiones recolectores realizar su labor en todo el distrito. Autoridad edial saliente se olvidó de los vecinos

Basura se acumula en las calles del Rímac

Los vecinos del populoso distrito del Rímac seguirán sufriendo la falta de atención en el servicio de limpieza y el recojo de la basura, si las salientes autoridades no cumplen con su responsabilidad hasta el fin de su período, que culmina el 31 de diciembre.

Grandes y pestilentes montículos de desperdicios se acumulan en diversas esquinas y calles del distrito, lo que causa malestar entre los transeúntes.

En un recorrido que realizó El Comercio, en la tarde ayer, pudo comprobar que en la cuadra 3 de la calle Cajamarca, en las cuadras 6 y 7 del jirón Francisco Pizarro, en la esquina de las calles 22 de Agosto y Atahualpa y en diversas cuadras de la avenida Alcázar no solo hay basura sino también desmonte abandonado.

En la cuadra 10 del jirón Francisco Pizarro una cuadrilla de trabajadores de limpieza de la municipalidad rimense recogía la basura con la única compactadora con que cuenta la comuna.

Los obreros dijeron que la falta de combustible para las cuatro unidades recolectoras que tiene la municipalidad les impide cubrir todas las calles del distrito, aunque salen a trabajar a diario.

A esto se suma la falta de herramientas y de elementos de protección (guantes y uniforme) que reduce aun más la calidad del servicio.

El Comercio solicitó una entrevista con el gerente municipal del distrito, Juan Carlos Perea Reátegui. Aunque él se comprometió a atendernos para explicar la situación del recojo de la basura, al final no lo hizo.

LA CIFRA
190 toneladas diarias de basura se producen en el Rímac, cuyo municipio carece de equipos adecuados el recojo.