Beneficencia cerraría el puericultorio Pérez Araníbar

Así lo informó monseñor Luis Bambarén, quien criticó a Susana Villarán por la postura de su gestión ante el orfanato

Beneficencia cerraría el puericultorio Pérez Araníbar

MARIELA BALBI

Ud. trabaja intensamente con los niños del puericultorio Pérez Araníbar, ¿los quieren desalojar?
Parece que sí. Mire, acá tenemos capacidad para atender a 800 niños. No es posible que vayan sacándolos día a día y ahora nos quedan 201 y antes del 31 de diciembre sacarán a 52 más por orden del directorio de la Beneficencia.

¿Eso le dijo?
Sí, así se lo pongo en la carta que estoy enviándole a la alcaldesa de Lima.

¿A dónde irán los 52 niños que saldrán pronto?
A la calle. A la alcaldesa Villarán le quedan dos alternativas: convertir al puericultorio en una obra emblemática o pasar a la historia como la burgomaestre que fue contra los niños pobres; ella que tiene fama de tener sentido social. Además, no se estaría respetando la voluntad de los donantes de esto, es un legado. Esto es un internado y se financia con los bienes y rentas que han ido dejando cantidad de personas importantes. No vive del Tesoro Público tampoco de la Municipalidad de Lima, tiene recursos propios. La Fundación Canevaro financia la alimentación de los niños. Si hay más, incrementa la ayuda. Teníamos una escuela técnica, la cerraron. Los chicos salían con una profesión y los artículos que vendían se ponían en una cuenta de ahorro, se iban con un capitalito. Pero la administración de Susana Villarán la cerró. Ha cerrado la escuela de primaria también.

¿Ud. qué propone, monseñor?
Que vengan y acojan a más niños, si hay un legado, pero la Beneficencia de Lima no quiere y no da razones. Desde el 2009 el dinero que se recibe por el alquiler al PNUD, 12 mil dólares mensuales, debe servir para mejorar la calidad de vida de los albergados. Sin embargo la Beneficencia ha pasado el dinero a su arca común y lo usa como desea. Se han construido nichos en el cementerio con ese dinero. Cuando pedí una aclaración me dijeron que era un préstamo. La Beneficencia ya ha recibido 408 mil dólares y no nos han dado ni un centavo. Las mejoras que hemos hecho han sido con el apoyo del patronato y del voluntariado. Hemos restaurado el hospital, ha quedado lindo, los talleres, los centros de educación inicial con la empresa privada. Pero tampoco quiere la Beneficencia que formemos un fideicomiso.

Ha formado su frente de defensa de los niños del puericultorio.
(Ríe) En buena hora. En el 2008 yo dije que si se vendía, el gobierno de Alan García tendría la mácula de haber generado un nuevo grupo de excluidos, los niños huérfanos pobres. Aceptó que era una irresponsabilidad.

¿Qué le diría a la alcaldesa Villarán?
En mi opinión, si cierra el puericultorio sería su tumba política. Suena duro pero así es.