‘Burriers’ ingieren droga líquida en bolsitas para burlar controles

Hace una semana, un venezolano murió luego de reventarle una cápsula alojada en su estómago. Esta es la nueva modalidad de tráfico de cocaína

‘Burriers’ ingieren droga líquida en bolsitas para burlar controles

LUIS GARCÍA PANTA

Mira esta completa infografía

Mientras el ciudadano venezolano, que aún no ha sido identificado, tragaba los preservativos con cocaína líquida ayudado por ingentes cantidades de agua, su paisano Omar Gutiérrez, a su lado, controlaba cualquier reacción negativa en el proceso. Tras dos horas de ingesta, uno de los 18 envases alojados en el estómago reventó. El hombre convulsionó y perdió el conocimiento.

Gutiérrez y otros tres venezolanos que se encontraban presentes se alarmaron y, en vez de llevarlo a un hospital, lo abandonaron. Eran las 4 p.m. del sábado 3 de diciembre, y el hotel Inti Tumi, de Lince, se convirtió en involuntario escenario de la muerte de un ‘burrier’ extranjero debido a una infección generalizada.

La víctima había llegado al Perú el 29 de noviembre. Se identificó como entrenador de judo de una delegación venezolana. La muerte lo sorprendió en el quinto piso del hotel ubicado en Bernardo Alcedo 321, en Lince.

El cadáver fue hallado por policías de la División de Homicidios con 8 kg de clorhidrato de cocaína líquida y 150 preservativos con droga líquida. Inicialmente se lo identificó como Omar Gutiérrez, nombre que aparecía en el registro del hotel, pero luego se detectó que Gutiérrez había salido del país por el aeropuerto.

Pesquisas policiales señalan que el hotel había sido elegido base de operaciones por una organización internacional de narcotraficantes para preparar a cinco ‘burriers’, que se hacían pasar por judokas venezolanos. Iban a transportar droga a Estados Unidos, vía Colombia.

Según la Dirección Antidrogas de la PNP (Dirandro), esta modalidad de ingerir droga líquida en preservativos o bolsitas de plástico es usada cada vez con mayor frecuencia. De los 259 ‘burriers’ detenidos este año en el aeropuerto Jorge Chávez, 79 utilizaron esta modalidad.

“Este método ha sido introducido en nuestro país por las mafias colombianas y mexicanas”, señala el fiscal antidrogas del Callao, Juan Mendoza Abarca. Agrega que estos correos humanos suelen ingerir entre 40 a 80 bolsitas –un kilo aproximadamente– lo cual es sumamente peligroso para sus vidas.

“La droga líquida en el estómago de los ‘burriers’ es más difícil de ser detectada, pues las máquinas de rayos X no logran descubrirla”, expresa el fiscal.

Por eso los agentes antidrogas y de Aduanas suelen recurrir al perfil psicológico y a la experiencia.

Puedes seguir leyendo la nota aquí