Cacho le dio un “abrazo eterno” a su madre, contó llorando su hermana

“Fue uno de 10 meses y siete días”, dijo Mariangeli Cacho, conmovida por la salida de prisión del maquillador, quien ahora cumple arresto domiciliario

Tras una agitada jornada en la que su hermano Carlos Cacho salió de prisión (cumplía una pena por haber atropellado a Humberto Yzarra en octubre del año pasado), la hermana del maquillador, Mariangeli Cacho, contó muy emocionada el encuentro que tuvo el inculpado con su madre.

“Hemos acompañado la salida del carro policial del penal San Jorge y ordenado lo que tuvimos tiempo de organizar. Los globos y los carteles de bienvenida. Hicimos un túnel, a mi mamá la pusimos en medio de la sala para que su hijo directamente entrara y la encontrara: fue un momento muy emotivo, muy bonito, de verdad”, dijo, sin poder contener las lágrimas.

El abrazo entre Cacho y su madre, contó Mariangeli, fue eterno. “Se abrazaron como quince minutos, fue abrazo de 10 meses y siete días. De ese tipo. Un abrazo eterno”, relató emocionada en una entrevista con “La noche es mía”.

Tras pasar más de 10 meses recluido en el Penal para Reos Primarios ex San Jorge, el maquillador Carlos Cacho abandonó ayer su celda y fue trasladado por agentes de la Policía Nacional del Perú a la casa de su madre, ubicada en la calle Austria 1248, en Chacra Ríos (Cercado de Lima), donde cumple con su arresto domiciliario.