Cajamarca: madre niega haber preparado alimentos en balde de pesticida

“A mí no tienen por qué echarme la culpa. Mejor yo me hubiese muerto, no mi hijito”, expresó Marcela Roncal sobre la intoxicación de menores

Marcela Roncal es una de las madres que se encargó de preparar los alimentos del Pronaa el martes pasado para los escolares del colegio 82311 del caserío Redondo, en el distrito de Cachachi, en Cajabamba, Cajamarca. Fue un fatal plato de arvejas por el que seis niños fallecieron y cerca de 120 personas resultaron intoxicadas.

Sobre ella han caído las acusaciones de la ministra de la Mujer, Aída García Naranjo, quien indicó que no hubo suficiente cuidado en la preparación de la comida, pues se habría utilizado un balde que antes supuestamente había contenido un pesticida.

Sin embargo, ella asegura que utilizó “la olla de siempre”, la cual dice haber enjuagado bien, y niega que el recipiente haya contenido anteriormente un pesticida, pues no se le da otra utilidad más que para la cocina. Otras dos madres la acompañaron en la preparación.

“A mí no tienen por qué echarme la culpa. Culpa tendré por irme a cocinar por mis niños, después yo no tengo ninguna culpa, ni sé. Mejor yo me hubiese muerto, no mi hijito”, señaló acongojada doña Marcela al noticiero de TV “Buenos Días Perú, cuyo nieto también falleció. Otros dos se debaten entre la vida y la muerte.

Mientras tanto, los padres de las víctimas no encuentran consuelo para la pérdida de sus pequeños. Otros, esperan que los menores que están graves puedan recuperarse, como ya lo están haciendo algunos.