Caso Choy: el objetivo era capturar ilesos a los prófugos, asegura la Dirincri

En tanto, la madre del periodista asesinado dijo que le preocupa que el crimen quede impune con la muerte del sicario ‘Puerto Rico’

Caso Choy: el objetivo era capturar ilesos a los prófugos, asegura la Dirincri

Antonieta Sandoval, madre del periodista asesinado Luis Choy, reiteró esta mañana que le preocupa que el crimen quede impune con la muerte del sicario Lindomar Hernández Jiménez ‘Puerto Rico’ y de Edgar Eduardo Lucano, producida ayer tras una intensa balacera en Comas. Por ello, la progenitora del fotógrafo de El Comercio pidió que las investigaciones continúen a fondo.

Sin embargo, el director de la Dirincri, César Cortijo, aclaró que fueron los delincuentes los que abrieron fuego al interior del segundo piso del inmueble, luego de intervenir al prófugo de Lurigancho Carlos Timaná, ex integrante de ‘Los Destructores’.

“Al hacer la incursión en el inmueble donde se encontraban estos delincuentes, el objetivo era capturarlos ilesos. Ese objetivo se logró con el detenido Timaná”, manifestó Cortijo al programa “Primera edición”.

Según agregó, los policías de la operación ‘Cazador II’ –que continúa en Lima y provincias- supieron además que los prófugos y otro grupo de delincuentes iban a asaltar una agencia bancaria en la avenida Túpac Amaru, en Comas. “Es por eso que nosotros decidimos intervenir a fin de evitar costos sociales”, acotó agregando que al frente de esa oficina había un colegio y en el segundo piso un centro de educación inicial.

El director de la Dirincri dijo comprender el dolor y la preocupación de la familia de Choy, pero insistió en que el caso ya se encuentra en manos de Poder Judicial y además hay otros implicados aún por capturar.

‘FORTACHÓN’, UN IMPORTANTE ESLABÓN
En ese sentido, se refirió a Segundo Vargas Moyano, colombiano también implicado en el homicidio de Choy, y a Carlos Aldabe Ugarte ‘Fortachón’ (44), quien pagó el dinero a ‘Puerto rico’ y a Lucano.

Según conoció El Comercio, la Dirincri sostiene que ‘Fortachón’ pagó 20 mil soles a Hernández y Lucano, y dividió otros 20 mil soles entre él, su hermano, esposa y el presidiario ‘Pequeño’, cuya identificación aún es materia de investigación.

‘Fortachón’ dio a los sicarios la foto y el número del celular de la víctima, y les enseñó su domicilio de Pueblo Libre para acribillarlo el 23 de febrero pasado.