‘Cholo Payet’ fue trasladado a la carceleta del Palacio de Justicia

José Luis Roque Alejos sería internado en las próximas horas en el penal Piedras Gordas, donde se encuentra el ‘Loco David’

El barrista de Universitario de Deportes José Luis Roque Alejos, alias ‘Cholo Payet’, fue trasladado esta noche a la carceleta del Palacio de Justicia luego de ser sometido en la sede policial de la avenida Aramburú a una serie de exámenes médicos, ser interrogado en la Dirincri y haber permanecido por un par de horas en la Fiscalía.

Según informó “América Noticias”, el ‘Cholo Payet’, quien se entregó ayer luego de permanecer en la clandestinidad durante cinco días tras el crimen de Walter Oyarce en el estadio Monumental, sería internado en las próximas horas al penal Piedras Gordas, donde se encuentra recluido David Sánchez Manrique Pancorvo, ‘Loco David’.

Fuentes de la Dirincri indicaron que las diligencias con Roque Alejos se ampliaron, porque durante la madrugada de este viernes, el barrista de la ‘U’ decidió cambiar de abogado.

‘NEGRO AMPILIO’ IRÍA A PIEDRAS GORDAS
Otro de los implicados en la muerte de Oyarce Domínguez, Richard José Valverde, alias ‘Negro Ampilio’, también permanece en la carceleta del Poder Judicial y mañana sería llevado al penal Castro Castro.

En sus declaraciones a la Fiscalía de Chachapoyas, donde se entregó, confirmó que tanto el ‘Cholo Payet’ y el ‘Loco David’, lo estuvieron llamando insistentemente para decirle que se autoincrimine.

“Me darían 200 mil soles, que no me preocupara por mi proceso, que me pondrían abogados y hasta seguridad en cualquier penal, tenía que exculparlos a todos y echarme la culpa yo, decir que fue un accidente la muerte de ese muchacho”, comentó ‘Ampilio’.

LA ACUSACIÓN FISCAL
Según se dio a conocer tras las indagaciones del titular de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Descentralizada de Santa Anita, César Andrés Espinoza Huaraca, el ‘Cholo Payet’ levantó en peso a Oyarce aprovechando que este había apoyado su pierna derecha en posición de espaldas a la cancha, recostado en la baranda de vidrio templado del palco C-128. Y que fue ahí en donde vino el ‘Loco David’ a consumar el empujón poniendo sus dos manos sobre el tórax de la víctima.