Ciudadano chino cayó cuando iba a matar a su cuarta víctima

Acusó a Lee Ken Ghon, de paradero desconocido, de haberlo extorsionado. Mujer herida está estable, en tanto la bebe que dio a luz se encuentra grave

Ciudadano chino cayó cuando iba a matar a su cuarta víctima

Por Luis García Panta

El empresario chino Rong Yan Wu Tam (58), asesino confeso de su ex esposa, así como del hermano y la mamá de esta, planeaba asesinar a una cuarta persona, el supuesto amante de su ex mujer, pero cuando se disponía a buscarlo, con dos pistolas en las manos, fue detenido por agentes de la comisaría de San Andrés.

El triple homicida fue aprehendido el último domingo a las 8:30 a.m. cuando salía de la vivienda ubicada en jirón Huallaga 812, Barrios Altos, donde acababa de asesinar a su ex cuñado Xion Gwen Huang (37) y dejado grave a la esposa de este, Anallí de Belén Llap Unchon (33), quien tenía siete meses de embarazo. Esta última recibió un disparo en el abdomen, por lo que ayer dio a luz por cesárea, tras lo cual quedó estable; en tanto la bebe está grave.

Wu Tam acusó a su connacional Lee Ken Ghon, supuesto amante de su ex mujer Huang Dong Hong (40), de ser miembro de la mafia del Dragón Rojo y de haberlo querido extorsionar días antes pidiéndole US$50 mil. Este personaje, quien aún no ha sido ubicado por la PNP, llegó al Perú el año pasado y su paradero es un misterio.

Según el asesino, el supuesto amante Lee Ken Ghon, su ex esposa Huang Dong Hong, el hermano de esta, Xion Gwen Huang, y la madre de los dos últimos, Yan Juying (61), complotaron para asesinarlo. “Querían quedarse con mi hotel y mis dos chifas, me quitaron un auto, querían mi plata, mi propia esposa complotaba con el mafioso para asesinarme, eso me indignó”, señaló.

Wu Tam se convirtió en triple asesino la mañana del domingo. A las 7:30 a.m. mató a balazos a su ex mujer y a su suegra en el hotel Suiza, de su propiedad, ubicado en la Av. Habich 177 (San Martín de Porres), que anteriormente funcionaba como prostíbulo. Una hora después asesinó a su ex cuñado en el Jr. Huallaga.

NIÑA ESTÁ GRAVE
Anallí de Belén fue atendida en el hospital Dos de Mayo, donde ingresó a las 8:53 a.m. de ese día y se ordenó practicar una cesárea. Un ginecólogo y un cirujano la intervinieron debido a un trauma abdominal abierto causado por un proyectil de arma de fuego, así como por perforación uterina y lesión en la vejiga. En la operación de urgencia dio a luz a una niña a las 9:38 de la mañana. La menor vino al mundo con 1,75 kg de peso y fue derivada a la unidad de cuidados intensivos neonatales del referido nosocomio. La madre se encuentra estable, en tanto la bebe, en estado crítico.

LÍO FAMILIAR
Para el coronel PNP Miguel Canlla Oré, jefe de la División de Homicidios, la versión de Wu Tam, sobre la participación de la mafia del Dragón Rojo es investigada. Canlla dijo que las discusiones entre el detenido y Huang Dong Hong comenzaron hace unas semanas, cuando ella decidió separarse de él.

El triple asesino fue puesto ayer a disposición de la fiscalía de turno por homicidio. El fiscal lo denunció ante el Juzgado de Turno Permanente de Lima. El juez José Chunga Purizaca le abrió proceso con mandato de detención por el triple crimen y además por tenencia ilegal de armas de fuego.

La psicóloga forense Silvia Rojas Regalado dijo que el procesado presenta características disociales o sociopáticas, pues premeditó el triple crimen. Además, tenía baja tolerancia a la frustración ante situaciones estresantes y reaccionaba de manera impulsiva y agresiva. “Como su hotel era un prostíbulo, carecía de valores sociales y morales. Es consciente de los crímenes porque planificó los hechos y no tuvo obnubilación de la conciencia, lo cual se presenta en segundos”, indicó Rojas.

El abogado constitucionalista Sandro Balvín Sáenz informó que la pena que podría recibir el empresario chino Wu Tam sería de 30 a 35 años de prisión porque planificó los hechos y actuó con premeditación cuando buscó a las víctimas.

Otra vez la mafia del Dragón Rojo
La mafia del llamado Dragón Rojo tiene un modus operandi muy particular. Solamente se ensaña con ciudadanos de China que viven en nuestro país. Aunque las autoridades policiales niegan su existencia, se sabe que está compuesta por ciudadanos chinos que se dedican a extorsionar a sus connacionales, dueños de hoteles, saunas, chifas, gimnasios, discotecas, establecimientos comerciales u otros negocios del llamado Barrio Chino del Centro de Lima u otros distritos de la capital.

También se vincula a este grupo con el negocio de la prostitución clandestina, las apuestas, el tráfico de ilegales a Estados Unidos y hasta el narcotráfico.

En algunas ocasiones se ha sabido de casos de miembros del Dragón Rojo que han asesinado a balazos a comerciantes o dueños de chifas que no quisieron pagar cupos o extorsiones para dejarlos trabajar.

En el caso de Rong Wu Tam, este denunció que dicha mafia incendió una habitación de su hotel porque se negó a pagar una extorsión de US$50 mil que le solicitaron en días pasados.

ANTECEDENTES
[20/4/1997]
Tras ser secuestrado, el médico naturista Wai San Lu (48) paga US$30 mil al Dragón Rojo para ser liberado.

[30/7/2003]
El Dragón Rojo mata a un empresario japonés en la Panamericana Norte.

[30/10/2006]
Joseph Siu Ming Wong (28) es asesinado en San Borja por no pagar un cupo a la mafia del Dragón Rojo.

[27/3/2010]
Caen a balazos dos miembros del Dragón Rojo por extorsionar a dueño de karaoke.