Combis piratas aprovechan la noche para llenar las calles del Cercado de Lima

Los vehículos toman las avenidas Tacna y Garcilaso de la Vega desde las 9 p.m. pese a que está prohibido desde el 2001

Combis piratas aprovechan la noche para llenar las calles del Cercado de Lima

En julio, durante el paro en rechazo a la reforma del transporte, la alcaldesa de Lima Susana Villarán afirmó que pondría énfasis en sancionar el servicio informal o pirata. Sin embargo, actualmente se ve que cuando los inspectores de la municipalidad capitalina culminan su jornada entrada la noche, el desorden vuelve a las pistas gracias a unidades piratas.

El Comercio comprobó que combis toman las avenidas Tacna y Garcilaso de la Vega desde las 9 p.m. “A Planeta, Progreso, Reynoso”, vociferan los cobradores y jaladores. Como se recuerda, ese eje vial fue recientemente reordenado por el municipio.

Muchas de las unidades vistas están destartaladas o hasta tienen orden de captura. Por ejemplo, la unidad de placa RGD-296 tiene 34 papeletas por un valor de S/. 9.648,78 y tres órdenes de captura. La mayoría son faltas graves.

Pero las infracciones también se cometen en otras vías intervenidas por la municipalidad, como en el corredor Abancay-Manco Cápac. Los conductores de ómnibus, taxis y colectivos recogen pasajeros en donde les da la gana: a mitad de la cuadra, en medio de la pista o en lugares expresamente prohibidos (señalados con letreros).

“Parece que para el municipio la gente deja de movilizarse en las noches y por ende la fiscalización culmina antes de las 10 p.m.”, señal el ingeniero en transportes Rodrigo Cuba, ex gerente de Transporte de Villarán. Para Enrique Medri, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Vial, es necesaria la fiscalización las 24 horas para erradicar ese ilegal servicio, ya que los choferes no cuentan con licencia, son menores de edad o tienen infracciones acumuladas.

Vale recordar que la Resolución Directoral Municipal 252-01MML/DMTU, vigente desde octubre del 2001, restringe la circulación de camionetas rurales (combis) en la avenida Tacna.

PRIORIDAD DE HORARIOS
“Sabemos que la necesidad de mejorar la fiscalización es grande, pero tenemos que ir consolidando primero el ordenamiento de las arterias y desincentivar la informalidad durante el día. Más adelante podremos iniciar operaciones en horas de la madrugada. Solo tenemos 400 inspectores divididos en dos turnos y debo priorizar las zonas más álgidas y los horarios con mayor cantidad de usuarios por proteger”, respondió al respecto la gerenta de Transporte Urbano de Lima, María Jara.