Comerciantes de La Parada vigilarán que no se impida estacionar camiones

A un mes de la apertura del mercado mayorista de Santa Anita, nada ha cambiado en el recinto de La Victoria

Comerciantes de La Parada vigilarán que no se impida estacionar camiones

Aunque todavía no tiene fecha de implementación, la zona rígida declarada por las comunas de Lima y La Victoria en torno al mercado de La Parada será rechazada por los comerciantes de dicho centro de abastos. La medida busca impedir que los camiones sigan dejando productos en el ahora mercado minorista.

“Nosotros tenemos un domicilio fiscal en La Victoria, ¿cómo nos van a impedir el ingreso de mercadería? Hablamos de hasta 6.000 toneladas diarias de productos perecibles”, dijo Margarita Valladolid, representante de los comerciantes. Ellos planean hacer vigilias para verificar que los camiones puedan estacionar y abastecer los 740 puestos de La Parada.

A través de un comunicado publicado el 16 de este mes, la Empresa Municipal de Mercados (Emmsa) recordó al público que, desde el 26 de setiembre pasado, el único mercado mayorista de Lima es el de Santa Anita. El complejo, que según anuncio la alcaldesa Susana Villarán debía abrir sus puertas al comercio entre el 19 al 23 de setiembre pasado, tiene hoy menos de 10 puestos con productos o jabas plásticas para su venta.

“Esperamos que se definan, pues. Las ventas son bajísimas”, comentó un trabajador del puesto 24 en el pabellón A, que atiende a amas de casa.

Ricardo Giesecke, presidente del directorio de Emmsa, dijo el mes pasado a El Comercio que hasta el 7 de setiembre se contaba con 800 mayoristas y unos 1.000 clientes ya acreditados para Santa Anita.

Este Diario buscó actualizar información sobre el recinto y cómo se irán ocupando sus 680 puestos, pero Emmsa no brindó información. Solo indicó que estaba en pleno sorteo de más puestos entre los comerciantes.

VENTAS A AMAS DE CASA
La coexistencia de los dos mercados no ha representado cambio alguno para La Parada. Al otrora mercado mayorista llegaron ayer unos 250 camiones, y las ventas al menudeo fueron las más numerosas.

Si bien se dijo que el de Santa Anita será solo para compras en volumen, a la fecha las amas de casa parecen ser las únicas que se aventuran a ir por ahí. “Con S/.26 he comprado lo que en supermercados me costaría S/.50”, dijo ayer una de ellas, que afirmó haber llegado desde Monterrico.

Según sus pocos inquilinos, el local de Santa Anita atiende de 7 a.m. a 6 p.m.