Concurso de marinera en Trujillo culminó con premiación a ganadores

En la gran final de la edición 51 del certamen participaron más de 550 bailarines en 13 categorías

RENZO GUERRERO DE LUNA
 
De pie, el público aplaude la elegancia y el coraje de Javier Morales Sánchez, quien irrumpió en la pista de baile sobre su silla de ruedas y regaló la más emotiva de todas las presentaciones de la gran final del Concurso Nacional de Marinera.
 
Con pañuelo en mano y el sombrero bien puesto, este muchacho de 22 años brilló y convocó un sonoro reconocimiento del respetable que llegó hasta la Plaza de Toros de Trujillo para disfrutar de esta tradicional fiesta que acaba de cumplir 51 ediciones y que este año congregó a más de mil parejas. En la final lo hicieron 250 parejas.
 
“Para mí es un honor estar aquí y espero seguir participando, aunque para la próxima ya no quiero ser solo un invitado. Amo la marinera y todo lo que ella representa”, indicó emocionado al dejar los bastidores y confundirse en un abrazo con su primo, Gino Morales, campeón de campeones del 2009 y la persona por la que le nació esta pasión hace cinco años.
 
Junto a Javier están José Mendoza Mori y Pamela Sotomayor Chuquiure, quienes salieron campeones en la categoría Unidad, la primera premiada de la tarde. Ellos no podían creerlo, más aun sus familiares que celebraron desaforados el título. 
 
Otro premio de la tarde fue el desempate por la categoría Coreografías, ya que la noche del último sábado no se pudo definir a la mejor de las siete instituciones que se presentaron.
 
La agrupación Estampas del Perú de Pisco se alzó con el título con una majestuosa interpretación en la que participaron 32 bailarines y en la que se representó una leyenda en que las brujas de Cachiche seducen a los hombres que más les gustan. Obviamente, todo esto era bailando, gritando, gozando. El público los ovacionó y les dio todo su respaldo, a lo que los jóvenes, encabezados por su maestro Edilberto Giraldo, agradecieron con lágrimas.
 
NOCHE DE GALA
Ya entrada la noche, comenzaron las finales y las ya tradicionales y bulliciosas guerras de barras. Las academias llegaron con todo un arsenal de artefactos para alentar a sus pupilos: matracas, trompetas, pitos y hasta papel picado por toneladas fueron protagonistas de esta lucha.
 
Al cierre de esta edición, un emocionado Mauricio Fernandini y una elegante María Soria rompieron en llanto luego de ganar la categoría Senior. Era el cuarto año de competencia de Mauricio.
 
Así terminó otra versión de este concurso organizado por el club Libertad de Trujillo y que es considerado el más importante del país. Más de 550 bailarines participaron en la gran final, en las 13 categorías, incluyendo coreografías, y que seguro dejará a más de uno tarareando las sabrosas y coquetas marineras.