Confirmado: el terreno invadido en Punta Hermosa pertenece al Estado

Superintendencia acusa a traficantes de estar tras toma de 1.216 hectáreas. En Internet ya hay avisos para vender el predio. Alcalde cuestiona actuación de aprista Carlos Arana

Por: César Sarria Gomí

La violenta toma de posesión de 12 km2 (1.216 hectáreas) de terrenos en Punta Hermosa , llevada a cabo el 17 de marzo por más de 500 pobladores de la Agrupación Agropecuaria Súmac Pacha al amparo de una medida cautelar dictada por el Juzgado Mixto de Lurín, fue ilegal y puede ser considerada una invasión promovida por traficantes de terrenos.

Según la ficha 49059060 del Registro de Predios de Lima, el Estado inscribió como suyas 44.066 hectáreas en esa zona el 20 de febrero de 1973. En cambio, la Comunidad Campesina de Cucuya inscribió un área mucho mayor —en la que incluyó la propiedad del Estado— el 17 de setiembre de 1984, según consta en la partida registral 11069102.

Posteriormente, esta comunidad campesina le vendió el predio a la asociación Súmac Pacha en el 2009. Cabe precisar que esta última no tiene registrado derecho alguno sobre el terreno.

Jorge Villanueva Carbajal, titular de la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales (SBN), asegura que la invasión ha sido pensada por traficantes de terrenos para promover la venta indebida de posesión de lotes.

“La Agrupación Agropecuaria Súmac Pacha sabe perfectamente que acudir a la instancia judicial para solicitar la propiedad [del terreno] por mejor derecho [cuando se inscribe por primera vez el predio] le resultará adverso, porque el Estado tiene la primera inscripción”, refirió.

Según Villanueva, la invasión ha servido para vender el usufructo del terreno, pero sin entregar títulos. “Ese es el mecanismo que practican los traficantes de terrenos a lo largo de toda la costa y el litoral”, añadió.

ARGUMENTOS DE PARTE
Sin embargo, Diosdado Navarro, presidente de la asociación Súmac Pacha, no comparte esta idea. “No hemos invadido ese terreno, pues es de nuestra propiedad. Se lo compramos a la Comunidad Campesina de Cucuya en el 2009. Simplemente no podíamos ocuparlo porque Sedapal tenía la posesión. Cuando se nos concedió la medida cautelar, lo único que hicimos fue retomar la posesión”, explicó a este Diario.

La comunidad de Cucuya le vendió a la asociación Súmac Pacha las 1.216 hectáreas, más de 12 millones de metros cuadrados, por S/.45.000. Es decir, a menos de S/.0,004 por metro cuadrado. Cuando El Comercio le solicitó a Navarro la factura de dicha transacción, ofreció enviarla, pero no cumplió con hacerlo.

Uno de los argumentos que Súmac Pacha utiliza para demostrar su supuesto derecho sobre esa zona es que pagan sus impuestos puntualmente a la Municipalidad de Punta Hermosa.

El alcalde distrital Guillermo Fernández aseguró que Súmac Pacha solo paga impuestos por una pequeña área correspondiente a la primera etapa de dicha asociación que se ubica, casi en su totalidad, en Lurín.

OTROS AFECTADOS
La Asociación Ganadera Pampa Pacta, cuyos terrenos colindan con los de Sedapal, acusa a Diosdado Navarro de haber invadido tierras que le pertenecen.

Según Guido Mendoza, abogado de esa asociación, Navarro se valió de un artilugio legal. “El juez nunca autorizó a Súmac Pacha a entrar en este territorio. Simplemente obligó a Sedapal a no intervenir”, indicó.

SITUACIÓN DEL TERRENO
Pese a que fueron más de 600 las personas que ingresaron el día de la invasión, ayer no se apreciaba mayor movimiento. Hay algunas casas de estera separadas entre sí por una amplia porción de terreno y cargadores frontales que preparan la zona para construir caminos y demarcar lotes.

Al preguntarle a Navarro a cuánto venden los lotes en esta nueva etapa de Súmac Pacha, respondió: “Los terrenos no se venden, se adjudican a los asociados para que siembren sus pastizales y críen su ganado. Esto no es un negocio”.

Sin embargo, ya existen páginas en Internet en las que se oferta cada hectárea a US$20.000.

“Punta Hermosa corre peligro”
Para el alcalde de Punta Hermosa, Guillermo Fernández, la manera violenta y organizada en que los invasores entraron al terreno hace evidente que esto, más que una simple invasión, es un gran negocio.

“Acá hay muchos intereses comerciales y está involucrada una mafia de altísimo nivel. Esta zona es el futuro polo de expansión de Lima y hay millones de dólares en juego. Punta Hermosa, como la conocemos ahora, está en peligro de desaparecer”, remarcó.

Aseguró que le sorprendió la pasividad con la que Sedapal renunció a defender sus terrenos y sostuvo que todo esto empezó a ocurrir cuando Carlos Arana, miembro del directorio de Sedapal y director de Foncodes, ocupó este cargo.

Arana, de filiación aprista, aseguró que las acusaciones en su contra son infundadas y se defendió al argumentar que la medida cautelar se funda en documentos expedidos por la Municipalidad de Punta Hermosa, como el pago de impuestos de Súmac Pacha.

“La propia municipalidad fomenta esta situación al aceptar esos tributos”, acusó.

PARA RECORDAR
[18/3/2010]
El Comercio es el primer medio de comunicación en llegar a la zona, el mismo día en que ocurre la invasión, y en hacer pública la noticia de la ocupación de un área de más de 10 km2 de Sedapal.

[24/3/2010]
El Comercio sobrevuela en helicóptero la zona invadida y comprueba in situ el levantamiento de las primeras casas de esteras. Las únicas personas que se ven en el terreno trabajan en la colocación de los linderos.