Corea del Norte juega al misterio en su preparación para el Mundial

El elenco asiático enfrenta mañana a México en un amistoso y el entrenador apenas le dio unos minutos de acceso a la prensa

Corea del Norte juega al misterio en su preparación para el Mundial

Ciudad de México (DPA/elcomercio.pe). En medio de un hermetismo total (que a los peruanos nos recuerda a cierto técnico de un equipo grande), la selección de Corea del Norte prepara su choque de mañana contra México, que forma parte de su gira por Sudamérica para ponerse a punto de cara al Mundial de Sudáfrica.

Apenas algunas imágenes de televisión dieron cuenta de la presencia de los seleccionados norcoreanos en el partido de Estudiantes de la UAG e Indios de Ciudad Juárez en el estadio Tres de Marzo de Zapopan, municipio próximo a Guadalajara.

Más allá de eso, total secretismo.

Durante su primer entrenamiento en la norteña ciudad de Torreón, sede del choque de mañana, y en medio de medidas normales de seguridad, la escuadra asiática permitió apenas diez minutos el acceso de cámaras de video y de fotógrafos a la práctica vespertina, sin dar entrevistas.

Antes de su arribo a la ciudad de Torreón, Corea del Norte empató a un gol y perdió 2-1 ante Venezuela en dos polémicos partidos. En el primero, los seleccionados llegaron dos horas tarde porque se les extraviaron los uniformes y por el retraso de cuatro jugadores.

BUSCAN HACER HISTORIA
Si bien hasta hoy tiene más prestigio como potencia mundial en el campo de la energía nuclear que en el terreno deportivo, Corea del Norte apuesta al trabajo colectivo, la fortaleza defensiva y la velocidad del contragolpe para brillar en Sudáfrica.

Pese a que la mayoría de sus jugadores militan en la liga doméstica y lucen escaso roce internacional, el estratega Kim Jong-Hun tiene entre sus filas a cuatro jugadores esenciales: los delanteros Hong Yong-Jo (del equipo ruso Rostovy) y Jong Tae-Se (del conjunto japonés Kawasaki Frontale); el volante Mun In-Guk y el arquero Ri Mytong-Guk.

Yong-Jo, de 27 años, es el arma mortal del equipo; Tae-Se tiene potencia y velocidad, lo que le hacen peligroso para cualquier defensa; In-Guk, que juega en su país, impone ritmo al equipo; y Myong-Guk es una garantía en el arco gracias a su agilidad.

Corea del Norte debuta en el Mundial el 15 de junio contra Brasil en Johannesburgo, luego encara el 21 a Portugal en Ciudad del Cabo y el 25 cierra la primera fase ante Costa de Marfil en Nelspruit.