Decomiso en Pucusana evitó la elaboración de 4,8 toneladas de cocaína

La Policía intervino un camión que llevaba 2 mil kilos de ácido clorhídrico escondidos debajo de frutas y verduras. Su destino era el VRAE

Debajo de un cargamento de manzana, maracuyá, col y ajo, la policía halló escondidos 24 sacos de polietileno que contenían envases plásticos con 2.000 kilogramos de ácido clorhídrico, el más importante insumo químico usado en la elaboración de cocaína, los cuales iban a ser llevados al valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), en la selva ayacuchana. La intervención se produjo el sábado en la garita de Pucusana, pero recién fue dada a conocer ayer por el coronel PNP Marino Farías Gálvez, jefe de la División de Investigación de Insumos Químicos de la Dirandro, en presencia de la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas; el director de la PNP, Mauro Remicio; y el jefe de la Dirandro, general Miguel Hidalgo Medina. Se detuvo al chofer del camión Nissan de placa WS-2420, Florentino Huarcaya Páucar (31), y al dueño de la carga, Wilber Marcelino Yupanqui Chávez (23). *RIESGO EN EL CAMIÓN* La policía precisó que el vehículo iba a la selva de Ayacucho y que los envases con el insumo habían sido colocados en sacos de polietileno rojos y negros. El producto decomisado está valorizado en US$40 mil en Lima, pero en la cuenca cocalera alcanza los US$120 mil, informó Farías. “Con dicha cantidad se hubieran elaborado 4,8 toneladas de cocaína”, expresó el alto oficial. Esta incautación se suma a la efectuada el sábado último, en La Victoria, cuando se decomisaron en una agencia de carga 2,5 toneladas de ácido clorhídrico que iban al Alto Huallaga. En lo que va del año, la policía ha decomisado 103 toneladas de insumos en el país.