Abogados de Eva y Liliana se retiraron del juicio por caso Fefer

Los defensores pidieron la nulidad de la acusación fiscal. La sala indicó que se evaluará, pero no tomó una decisión. La nueva audiencia será el 16

Pasadas las 10 a.m., en el penal de Lurigancho, empezó la primera audiencia del juicio oral por el asesinato de la empresaria Myriam Fefer en agosto del 2006. La hija de esta, Eva Bracamonte, y su ex pareja, Liliana Castro Mannarelli son sindicadas como autoras intelectuales del crimen.

Los abogados de las acusadas, Luis Lamas Puccio e Iván Torres, respectivamente, solicitaron a la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel la nulidad de la acusación fiscal y de los “supuestos actos de investigación contenidos en ocho sobres supuestamente lacrados por ser prueba prohibida”.

Lamas Puccio señaló que el recurso ya fue presentado por escrito con el fin de evitar un futuro pedido de nulidad del juicio.

“Está claro que esa convalidación de esa diligencia en términos de haber presentado a la sala unos sobres supuestamente lacrados es una actitud que evidentemente va a viciar el proceso (…) La misma representante del Ministerio Público en su acusación fiscal ha dejado plena constancia de que esos sobres supuestamente lacrados no han sido de su conocimiento y, por lo tanto, no es parte tampoco de la acusación fiscal”, expresó el letrado.

SALA NO TOMA DECISIÒN
Según agregó, no se sabe a ciencia cierta de dónde proviene el contenido de los audios, que él no ha escuchado, y si hay resoluciones judiciales que convalidan una presunta interceptación telefónica. “Ello viola el debido proceso, la tutela jurisdiccional efectiva y el derecho de defensa”, indicó.

El abogado se refiere a las comunicaciones telefónicas que la joven presa tuvo con el exterior y que fueron interceptadas por la Dirandro. Lamas Puccio pide que esos audios sean revelados previamente, aunque aduce que ya la jueza Nancy Choquehuanca abrió anteriormente de manera irregular los sobres que contenían los mismos.

La representante del Ministerio Público opinó que la solicitud no procede y la sala resolvió que no existe causal de nulidad, aunque indicó que primero se verificarán los sobres y luego recién se tomará una decisión. Sin embargo, la defensa insistió en su posición de pedir la nulidad del inicio del juicio y al no ver respuesta, decidió retirarse. La audiencia se suspendió.

SE SUSPENDIÓ EL JUICIO
Tras deliberar, la sala decidió suspender el juicio hasta el 16 de marzo para que los abogados de oficio de las acusadas tomen conocimiento de la acusación fiscal.

El audio en la sala fue repentinamente y los periodistas, que encontraban en un área contigua, no pudieron escuchar lo que se decía al interior. Sin embargo, se supo que Eva Bracamonte rechazó ser defendida por abogados de oficio.