Defensa del ‘Loco David’ pidió variación del mandato de detención

Abogados de David Sánchez-Manrique insistieron en que la caída de Walter Oyarce de un palco del Monumental fue casual

La defensa legal de David Sánchez-Manrique Pancorvo, apodado ‘Loco David’, presentó ante el 48 Juzgado Penal de Lima, en el centro de la capital, un pedido para variar el mandato de detención por el de comparecencia para el joven sindicado como el principal sospechoso de la muerte del hincha aliancista, Walter Oyarce Domínguez, quien cayó de un palco del Estadio Monumental en setiembre del 2011 durante un partido entre Alianza Lima y Universitario.

Uno de los abogados de Sánchez-Manrique, Juan de Dios Zorrilla, indicó además que se ha presentado a la jueza del caso los resultados del peritaje elaborado por el Ministerio Público sobre la exhumación de Oyarce, que concluye que este no fue empujado y murió “por caída de altura por impacto contra el piso, es decir no impacta contra el muro, como dice (Juan Pablo) Baraybar”, perito de la familia del occiso. Este último afirmó, al presentar los resultados del peritaje de parte, afirmó que Oyarce sí fue empujado.

“Sobre esa base, le estamos solicitando a la jueza –además como argumento de que ya tiene más de once meses en la cárcel- que le dé comparecencia por exceso de carcelería. La jueza nos ha dicho que lo va a resolver, va a estudiar el caso […] Yo calculo que puede ella resolver en una semana o diez días”, sostuvo el abogado.

“CAÍDA FUE CASUAL”
El otro defensor del ‘Loco David’, Luis Roy Freyre, descartó que el caso responda a un “asesinato por ferocidad”, como indicó la denuncia del Ministerio Público.

“De acuerdo con las pericias realizadas, la caída fue casual. Sin ninguna fuerza externa que lo haya expulsado, sin que choque con un murete. Y las lesiones que presenta coinciden precisamente con una caída accidental, casual, y no como un empuje […] Aquí no hay asesinato”, ratificó Roy Freyre. “La ley dice que a los nueve meses puede recuperar su libertad”, dijo de otro lado refiriéndose al pedido a favor de su defendido.

PADRES CLAMAN INOCENCIA
Los padres del joven encarcelado también llegaron hasta el juzgado. David Sánchez-Manrique Tavella, su padre, se quebró cuando defendía a su hijo e insistía en que este no es responsable de asesinato, pues lo que ocurrió aquella fatídica tarde fue un “accidente”.

“Yo estoy segura de la inocencia de mi hijo. Y cada vez, la verdad está saliendo a la luz”, dijo por su parte la madre del principal sospechoso de la muerte del hincha aliancista.