Delincuentes crean sindicatos para extorsionar a constructoras

Policía Nacional desarticuló en los últimos 13 meses 20 bandas criminales. Mafias continúan operando porque empresarios no denuncian chantajes

Delincuentes crean sindicatos para extorsionar a constructoras

HENRY F LÓPEZ TAFUR

Las amenazas que recibía obligaron a un empresario constructor a dejar de trabajar en Asia, pese a que este balneario del sur de Lima pasa desde hace años por un ‘boom’ inmobiliario. Pero ello no le importó. Para él, que prefiere mantener su nombre en reserva, pesaban más la tranquilidad y la seguridad, factores que ya no podía encontrar en Asia, debido a los cobros de cupo y extorsiones a cargo de delincuentes seudotrabajadores de construcción.

“Venían tres o cuatro personas y con el pretexto de ser de un sindicato exigían puestos de trabajo y dinero. Si no aceptaba, me amenazaban con agredirme o con impedir el desarrollo de la construcción para retrasar la entrega de la obra”, señaló la fuente.

“Primero me pedían S/.1.000 al mes y luego S/.3.000”, agrega y afirma que en cinco años ha pagado hasta S/.25 mil a los extorsionadores para que lo dejaran trabajar. Explica que otros constructores incluyen en su presupuesto un dinero para los extorsionadores. “En una obra de 90 mil dólares, tuve que separar 5 mil dólares para los delincuentes”, señala. La Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) sostiene que ninguna de sus empresas afiliadas destina una porción de su presupuesto para este fin.

DESARTICULAN BANDAS
Para combatir este problema, la Policía Nacional creó en febrero del 2010 la División de Protección de Obras Civiles (Divproc). El coronel Ricardo Munaylla, quien dirige esta división, informó que la Divproc ha desarticulado 20 bandas criminales dedicadas a extorsionar o exigir cupos de trabajo a constructoras. A estos grupos se les decomisaron nueve pistolas y seis revólveres.

Sin embargo, la policía está preocupada por la proliferación de sindicatos que se forman con el único objetivo de exigir puestos de trabajo y dinero a las constructoras. “Aprovechando esa posición sindical, los extorsionadores se acercan a los empresarios para hacer sus pedidos bajo amenazas”, sostuvo Munaylla, quien aseguró que muchas veces estos sindicatos están formados por gente de mal vivir y con antecedentes policiales.

En ese sentido, el oficial ha pedido a la Oficina de Registro Sindical del Ministerio de Trabajo información sobre cómo se formalizan los sindicatos y si estos están cumpliendo todos los requisitos. “Lo ideal sería que los requisitos fueran más rigurosos para evitar que haya tanta proliferación de sindicatos”, dijo Munaylla.

Al respecto, Carlos Cavagnaro, director regional de Trabajo y Promoción del Empleo de Lima y Callao, dijo que no solo los obreros que pertenecen a una empresa pueden formar su sindicato, sino también trabajadores desempleados. Para ello necesitan presentar al ministerio una solicitud en forma de declaración jurada legalizado por notario público, el acta de la asamblea general de constitución del sindicato, la denominación de la organización sindical, aprobación de estatus y nómina de la junta directiva elegida y de afiliados (50 como mínimo) con los datos personales de cada uno.

Cavagnaro señala que, si todo está en orden, la aprobación del sindicato puede darse en tres horas. La revisión de la documentación está basada en el principio de presunción de veracidad de los documentos presentados, es decir, confían en lo que entregan los interesados. El Ministerio de Trabajo no precisó la cantidad de sindicatos que se han formado hasta el momento.

PROBLEMA DE NUNCA ACABAR
Víctor Gandolfo, asesor en temas de violencia en obra de Capeco, informó que esa organización propone la implementación de una fiscalía ad hoc dedicada exclusivamente a investigar este tipo de delitos que tienen características propias, de forma que puedan hacerse las denuncias con un mayor valor probatorio y los jueces puedan aplicar las sanciones que corresponda.

Tanto la policía como empresarios constructores coincidieron en señalar que el problema de las extorsiones está lejos de acabar. Munaylla indica que la inteligencia policial para identificar y detener a los delincuentes no es suficiente y que se necesita el apoyo de los empresarios; es decir, que denuncien a los delincuentes.

ANTECEDENTES
Exigen dinero y puestos de trabajo
[12/4/2010]
La policía detiene a 18 obreros de construcción civil acusados de extorsionar a un empresario que edificaba un hotel. Le pedían un cupo de S/.18 mil y la contratación de 40 obreros.

[10/10/2010]
Siete obreros de construcción civil fueron detenidos por la policía acusados de extorsionar a un ingeniero de una obra en Pueblo Libre.

[20/10/2010]
La policía captura a una banda de extorsionadores cuando cobraban S/.20 mil a un empresario propietario de proyectos inmobiliarios en Asia.

[3/2/2011]
El cómico Fernando Armas denuncia que supuestos trabajadores de construcción civil le exigieron cupos en la construcción de uno de sus colegios en Los Olivos.

LAS CIFRAS
Duro golpe contra delincuentes
622
Personas fueron detenidas en delito flagrante (contra la tranquilidad pública, contra la vida, el cuerpo y la salud, contra la libertad de trabajo y extorsión) por la División de Protección de Obras Civiles (Divproc) entre febrero del 2010 y febrero del 2011.

33
De estos detenidos por la policía tenían requisitorias. Todos ellos permanecen en la cárcel.

27
Atestados policiales ha formulado la Divproc contra los acusados de extorsionar a empresarios.


Tags relacionados

Construcción civil